Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2015

Pasta de legumbres gratinada con bechamel de Santa Rita

Imagen
¡Hola!, ya estamos otra semana más aquí y os traemos una receta muy muy sencilla, y riquísima, para que la hagáis esos días que no os apetece cocinar, o que en los que no hay tanto tiempo. Además es perfecta para los peques, pues es un plato de legumbres que parece pasta, ¿puede haber algo mejor? Este plato de pasta, con pasta tradicional, nos lo hacía mi madre, de vez en cuando, cuando éramos pequeñas, y la verdad es que nos encantaba, ¡así que no podía faltar en el recetario! Nosotras, para hacerlo aún más fácil, hemos usado un preparado para bechamel de Santa Rita , que es sin gluten, y que todo sea dicho, está riquísimo y te facilita la vida aún más, así que, ¿qué mas se puede pedir?

Baileys casero y turrón de chocolate

Imagen
En estas fechas el dulce manda. Hay quien come mantecados, quien come rosco de vino, almendras rellenas..., pero yo no soy nada de eso, yo soy de turrón de chocolate, y como el Suchard, para mí, no hay nada mejor, hasta que llegó esta receta a mis manos. Igual me pasa con el Baileys, podría decirse que es de mis bebidas favoritas, pero oigan, si no han probado el casero, no duden en hacerlo, ¡es una maravilla! En casa nos encanta tener detalles con los amigos, y agasajarlos con manjares, así que estas fiestas no iba a ser menos, y preparamos turrón y crema de whisky para los nuestros, ¡y este fue el resultado! En los pequeños detalles es donde encontramos la magia.

¡Feliz Navidad!

Imagen
A veces la vida te pide una pausa, y otras te da el empujón que buscabas para volver. No sé si habrá sido por la magia de la Navidad o qué, pero vuelvo a la carga, con ganas, muchas ganas, y con un poco de experiencia extra, que eso nunca viene mal. ¿Por dónde empezamos? Mi vida, desde que no entro por el blog, ha cambiado bastante, pero todos son para mejor, así que no hay de que lamentarse. Hoy voy a reestrenarme con una entrada muy especial. Hace un par de años un grupo de amigas virtuales decidimos hacer un intercambio galletero, por motivos de la vida al año siguiente no se pudo realizar, pero éste, ¡éste ha vuelto a ser el año!. Para mí ha sido muy especial, porque he podido conocer a mi amiga invisible galletera (y fundadora de la idea). A mi me tocaba regalarle a ella, y a mi me han regalado desde París . Aún estoy alucinando, porque aunque Papa Noel no se ha pasado por casa, creo que con los regalitos galleteros he salido ganando. Por un lado os enseño lo que