Concurso "Por una vida sana" de Cuatro especias: Piquillos con crema de tortilla de patatas sobre bechamel ligera

Otro paréntesis en mis actualizaciones habituales para participar en el concurso de nuestra amiga Elena, que estoy segura que todos conocéis.
Aunque yo llevo poco tiempo por este mundo, es una persona que me inspira mucha ternura, me encanta leer sus recuerdos de infancia y ver las delicias que prepara.
Ahora está pasando un mal momento, pero aún así sigue adelante, y desde aquí quiero mandarle toda la fuerza del mundo y un abrazo muy muy grande.

Elena, ¡qué te invito a comer!, venga..., unos piquillos con crema de tortilla de patatas sobre bechamel ligera.
¿Te gusta?, pues estate atenta, ¡qué voy a enseñarte cómo se hace!

En la lista de la compra hay que apuntar:

4 huevos
15 - 20 piquillos
3 patatas
1 cebolla
Harina
Leche
Margarina
Aceite
Sal
Pimienta
Nuez moscada entera

A última hora me acordé del queso para gratinar, por eso no está en la foto.


¡Y ahora nos ponemos manos a la obra!

Lo primero que tenemos que hacer es pelar las patatas, yo lo hago con un pelador, pues me resulta más cómodo.

Peladas las patatas, y limpias, las cortaremos en rodajas. Yo utilizo una mandolina, que me facilita mucho el trabajo, además de salirme todas las rodajas iguales.

Picamos la cebolla en juliana y reservamos.

Ponemos una sartén a calentar con abundante aceite de oliva.

Freímos las patatas a fuego medio, para que queden pochadas y sin llegar a dorar.

Batimos los huevos y reservamos.

Fritas las patatas, añadimos al huevo, mezclamos, machacándolas y reservamos.

En el mismo aceite de las patatas, pochamos la cebolla.

Pochada la cebolla, añadimos a la mezcla del huevo y las patatas, mezclamos bien, intentando machacar las patatas hasta obtener una crema y salamos.
Para este paso nos podemos ayudar de una batidora, pero a mí no me ha hecho falta.

Añadimos la mezcla en la sartén donde hemos frito y pochado las patatas y cebolla.
Previamente habremos retirado el aceite, dejando, únicamente, el culo de la sartén con aceite.

Damos un par de vueltas, y medio cuajamos el huevo.
Estos dos últimos pasos se pueden obviar, pero en casa, a la gran mayoría le gusta el huevo bien hecho.

Templada la crema de tortilla, rellenamos los piquillos con ayuda de una cucharilla.

Ponemos los piquillos en un recipiente apto para horno.

Y los metemos al horno, a unos 200º, hasta que veamos que quedan secos y la crema de tortilla casi cuajada.

Ahora nos ponemos con la bechamel, deciros que yo la hago a ojo.
Lo primero que haremos será poner en una sartén, a fuego suave, un par de cucharadas (ni de café ni sopera, medianas) de margarina.

Derretida la margarina, añadimos unas tres o cuatro cucharadas soperas de harina normal, y trabajamos la masa hasta que la harina quede incorporada.

Integrada la harina en la margarina, así es como nos tiene que quedar.
Se tiene que despegar bien de la sartén.

Añadimos la leche, poquito a poco, y vamos mezclando hasta obtener la consistencia que queramos.
Recordad, en este caso la queremos ligera.

Así tiene que quedarnos, sin grumos. En el caso de que queden grumos y no seamos capaces de quitarlos, nos ayudaremos de una batidora.

Es ahora el momento de echar la sal, la pimienta recién molida y la nuez moscada recién molida también.
 Y ya tenemos la bechamel lista. ¿Veis qué ligera ha quedado?

Es el momento de emplatar, para ello, en la base ponemos un poco de la bechamel, cuatro piquillos por cabeza, otro poco de bechamel encima, y como opción, un poco de queso rallado, que todo sea dicho, fue una incorporación de última hora, por eso no está en la foto de los ingredientes.

Metemos al horno con el gratinador encendido y gratinamos durante cinco minutos.

Sacados del horno, este es el aspecto que presentan, ricos, ¿verdad?

Y aquí un piquillo abierto.
Venga Elena, aniímate y pincha el primer bocado.

¡Espero que os guste a todos, y en especial a nuestra amiga Elena!

22 comentarios:

  1. Qué buena idea!!! estos pimientos tienen que estar espectaculares, no se me había ocurrido! Es una gran idea, para copiar! si me dejas, claro...

    ResponderEliminar
  2. Esta mezcla es una pasada, tortilla dentro de piquillos!!! me ha encantado la idea, te felicito y mucha suerte!!!bss y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué buena pinta tienen esos pimientos! Una idea original. Si Elena no pincha ese primer bocado, déjamelo a mí.
    Gracias por visitar mi blog. Me quedo por aquí.
    Besos,
    Chari

    ResponderEliminar
  4. Barbara, seguro que Elena esta emocionada por lo que has dicho de ella y por que le invitases a comer esta delicia!!!...si yo fuese jurado desde ya te daba la makinita esa que regalan...es una receta deliciosa..y el paso a paso más que bien hecho!!!
    Ganadora Barbara!!!!!!:)
    CARIÑAZOS!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Suerte en el concurso, Bárbara. Con este plato seguro que triunfas, a mí me has dejado sin palabras. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Una receta deliciosa, explicada con todo lujo de detalles. Desde luego así no fallaremos cuando la hagamos. Suerte en el concurso.
    Me ha encantado conocerte.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  7. Madre mia amiga ...que maravilla .

    Como te lo curras.

    Un 10 para ti otra vez .

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. acabo de descubrir tu blog, menuda bomba de receta!!!y en todos los sentido, por sabor, por ingredientes, por original y potente:), bueno creo que me quedo por aquí, cotilleando.

    ResponderEliminar
  9. Me encantan los pimientos rojos rellenos y estos me lo guardo para prepararlos, que ricos!

    Un beso.

    Elena en su salsa.

    ResponderEliminar
  10. Te han quedado de cine y no digamos el paso a paso, esta fantástico,felicidades artista!!!
    Bssssss.

    ResponderEliminar
  11. POr mí ya eres ganadora. Esa receta me encanta y ese paso a paso me ha encantado. Gracias por pasar por mi blog. Por aquí me quedo viendo tus cositas.
    Un besazo,
    Esther

    ResponderEliminar
  12. Fabulosa! A mí ya me has conquistadom, con el piquillo, la tortilla y la bechamel! De lujo! Me ha encantado esta receta, muchísima suerte, guapa.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Qué pinta más rica, que oye, que estoy pensando que si no las quiere Elena me los como yo que no veas lo bien que te han quedado!!

    besos

    ResponderEliminar
  14. Toñi (tu_madre_1957)domingo, 25 septiembre, 2011

    Bueno, buenoooo, como te lo curras, me ha encantado esto de paso a paso, foto a foto, asi parece mucho mas facil, de verdad, gracias por tomarte tanto trabajo para nosotros.

    La receta es una pasada, y pienso hacerla, ala.

    Muchos besitossss

    ResponderEliminar
  15. Madre mia que pedazo de plato nos has preparado, inmejorable eses paso a paso, me ha gustado mucho.
    Besitos y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  16. Una receta fantástica y un paso a paso genial, muchas gracias por pasarte por mi blog, yo me quedo por aquí.Besos.

    ResponderEliminar
  17. pues te quedaron deliciosos,suerte!
    un saludito.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  18. Te ha quedado riquísimo!! Y muy bien explicado. Suerte en el concurso. Besos!!!

    ResponderEliminar
  19. Gracias por seguir dos de mis blgos. Así he conocido el tuyo y he podido apunaterme como seguidora para no perderme nada.
    Nunca he probado así los pimientos, pero me encanta la idea.
    Un abrazo.

    www.cocinandoencasa.net
    www.dulcisimosplaceres.net
    www.todasmisrecetasdecocina.net

    ResponderEliminar
  20. Me ha encantado Barbara!!!
    Un plato muy original y con ingredientes que todos tenemos en casa...montas un plato de 10!!!
    Adem,. asla combinación de sabores tiene que estar de lujo..yo tomo nota!
    un besito y suerte para el concurso

    ResponderEliminar
  21. Riquisimos esos pimientos, tengo ganas de hacerlos, besos

    ResponderEliminar
  22. Madre mía que idea más buena, y que delicioso debe de estar. Bueno pues después de una visitilla por tu blog, yo también me quedo por aquí. Gracias por tu visita.

    ResponderEliminar

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.