Jalea de membrillo

Como ya os dije antes de ayer, con el agua y las pieles y corazones del membrillo haríamos otra receta, dicho y hecho. 
Aquí tenéis la jalea de membrillo, que también la saqué de Las María Cocinillas.
Una receta sencilla, de aprovechamiento, y que tiene un resultado espectacular.
La jalea de membrillo queda entre una mermelada-gelatina, y está realmente deliciosa.

Receta:
Agua de cocer los membrillos
Pieles y corazones de los membrillos
Azúcar
Zumo de limón

Elaboración:
Teniendo el agua de cocer los membrillos, añadimos las pieles y corazones, y volvemos a hervir, dejando reducir un poco, aproximadamente 10 minutos a fuego vivo.
Colamos bien el agua, y medimos. A mí me salió 500ml. de líquido, al cual le añadí 400gr. de azúcar y el zumo de medio limón. 
(Proporción para 1 litro de líquido: 800gr. de azúcar y el zumo de 1 limón)
Se lleva al fuego, éste estará fuerte, y con una cuchara de madera, se va moviendo.
Para saber el punto de la jalea, tendremos en cuenta que la cuchara de madera quede napada, y al líquido le cueste trabajo deslizarse. Si no es así, seguid hirviendo y removiendo.
Adquirido el punto de la jalea, se echa en un bote, y se deja abierto durante 24 horas. Al día siguiente se tapa y listo.

Espero que os guste.

18 comentarios:

  1. No lo he preparado nunca, se ve fácil de hacer y tiene un color increible. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Una receta de aprovechamiento muy rica y espectacular.
    Ahora a disfrutarla :o)
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa, ayer entre y no pude dejarte comentarios, en cuanto empezaba a escribir se iba todo, pero por fin hoy me esta dejando, y me alegra mucho porque me ha encantado la idea, es que siempre se aprende algo en los blog, gracias guapisima

      Eliminar
  3. Tampoco la hecho nunca,me refiero a cuando hacía membrillo por el método tradicional.Ahora ya no tengo agua de cocción.
    Tendrá un sabor a la fruta buenísimo.

    Besos.
    Carmina.

    :)

    ResponderEliminar
  4. Madre mía que idea tan buena, esta especie de mermelada en una tostadita recien hecha con mantequilla y un café.... Bueno, bueno qué rica.
    Besitos y feliz finde guapa.

    ResponderEliminar
  5. Una idea genial para aprovechar todo. A veces nos desprendemos de aguas de cocción porque no sabemos qué hacer con ellas. Gracias por la idea. Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. La idea es buena desde luego.

    Habrá que probarla...

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  7. humm tiene que tener un saborcito increible!
    saludos.

    ResponderEliminar
  8. Está genial!
    Yo aun no la he usado, pero la tengo bien guardada para cuando encuentre el momento.
    Dsifrutala.
    un besito y buen finde guapa

    ResponderEliminar
  9. No conocía esta preparación y seguro que es una delicia mezclada con yogur :)

    ResponderEliminar
  10. Supongo que esta jalea se puede hacer con otras frutas... La verdad, da gusto hacerte regalos, les has sacado mucho partido... Un besote.

    ResponderEliminar
  11. Que bien te quedan estos postres caseros.
    Tiene que estar maravillosos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Una receta fantástica, tiene que estar requetedeliciosa!
    Besitos y maravillosa semana.

    ResponderEliminar
  13. ¡¡Qué rica y que buena idea! Anoto tu receta, porque todos los años tenemos en casa un montón de membrillos y es bueno aprovecharlos al máximo. Un besazo, guapa!!

    ResponderEliminar
  14. Muy buena idea, tengo que probarla. Un saludo, Clara.

    ResponderEliminar
  15. Como me gustan estas recetas! se aprovecha todo!, nunca he hecho esta jalea, así que cuando me anime ya donde venir. Besos

    ResponderEliminar
  16. Que rico para untar en una rica tostada o lo que se tercie, besos

    ResponderEliminar
  17. Membrillo si que hago todos los años, con la jalea no me he puesto aunque si que la he probado mi tía suele hacerla.
    Besicos sorianos:)

    ResponderEliminar

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.