Torrijas clásicas y de Nocilla

Como ya os dije en la anterior entrada, os iba a dejar un par de ellas programadas, con sabor a Semana Santa, ¿y qué es un Jueves Santo sin torrijas?..., en plena Semana Santa onubense os las mando para que las degustéis.

Receta:
1 barra de pan de ayer
400ml. leche
150gr. azúcar
1 ramita de canela
Cáscara de medio limón
2 huevos
Nocilla
Azúcar y canela en polvo
Aceite

Elaboración:
Lo primero que haremos será infusionar la leche. Para ello, echada la leche en una olla, añadimos el azúcar, la rama de canela y la cáscara del limón. Movemos para que el azúcar se disuelva, y antes de que hierva apagamos y retiramos. Dejamos enfriar.
Batimos los dos huevos, y reservamos.
Preparamos una sartén con abundante aceite para freír.
En un pequeño cuenco mezclamos un poco de azúcar y canela en polvo, para emborrizar las torrijas clásicas.
Para las torrijas clásicas:
Cortamos, aproximadamente, media barra en rebanaditas de unos dos dedos de grosor. Cuando la leche esté templada, sumerjimos el pan, y dejamos que se empapen bien.
Una vez empapadas pasamos por el huevo, y en la sartén con el aceite las freímos hasta que estén doraditas.
Sacamos y emborrizamos con el azúcar y canela que teníamos preparados. Reservamos.


Para las torrijas de Nocilla:
Cortamos la otra media barra, en rebanadas la mitad de finas que las de las clásicas. En una de las mitades untamos un poco de Nocilla, mezclada, de la negra y la blanca. Cerramos, y sumergimos en la leche. Dejamos que empape bien.
Una vez empapadas, mojamos en huevo y freímos hasta que estén doraditas.
Apartamos y reservamos.


Las torrijas se pueden comer calientes, templadas o frías, como más os gusten.
Espero que disfrutéis tanto de ellas como nosotros en casa.

Y ahora sí, ¡os leo a partir del 9!

17 comentarios:

  1. Que tengas una buena y dulce Semana Santa.
    Un pecado de torrijas jajajajaja!!!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. pasa unas buenas vacaciones!! un besito guapa!!

    ResponderEliminar
  3. Me has metido en un lió. Ahora le voy a tener que hacer a mi hijo Diego también las de nocilla jajaja
    Un saludo y a disfrutar de las tierras onubenses

    ResponderEliminar
  4. tengo que hacerlas, las he ocmido pero hace años, yo nunca me je puesto a prepararlas

    feliz pascua

    ResponderEliminar
  5. Yo las haré mañana, iba a hacerlas solo clásicas, pero con lo que nos gusta la Nocilla habrá que probar. BS

    ResponderEliminar
  6. Disfruta tus vacaciones. Yo me quedo tomando una torrija con Nutella. ¡Qué buena! Besos.

    ResponderEliminar
  7. Sean las de toda la vida o sean innovadas están buenísimas.

    ResponderEliminar
  8. Las dos versiones están fantásticas, siempre es bueno combinar lo tradicional con la originalidad de nuestra imaginación. Te quedaron estupendas. Un abrazo. Lxx

    ResponderEliminar
  9. Ainsss nena si soy de comerme la nocilla a cucharadas, pues no quiero ni pensar la de torrijas que me comería de las tuyas, saludos

    ResponderEliminar
  10. como las tradicionales ya se a lo que saben me quedo con las de nocilla que seguro que estan tremendas!! un beso guapa :)

    ResponderEliminar
  11. Ay, qué mala con esas torrijas de nocilla! Sería fenomenal tener un par de ellas ahora mismo aquí! Qué torrijas más buenas!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Desde luego que no me puedo imaginar una Semana Santa sin torrijas. Las tuyas tradicionales tienen una pinta estupenda y las de nocilla...ni te cuento! Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Tienes razón...que seria una Semana Santa sin torrijas...Yo ya he hecho una versión pero todavía no se ha acabado la Semana Santa!!!...seguro q a los niños las de novilla les encantan!!
    Besos y disfruta de tus vacaciones!!
    Paloma

    ResponderEliminar
  14. Pero qué ricas Bárbara..yo me quedo con las de nocilla que se ven super buenas! un besotee

    ResponderEliminar
  15. Que ricas las torrijas, las clásicas me encantan, pero las de nocilla más!!

    ResponderEliminar

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Imprimir