Londres: crónica de un viaje

Hoy no os traigo receta, hoy os traigo mi viaje a Londres, ¡un viaje muy muy esperado que por fin ha llegado!
Esta crónica quizás pueda servir para planificar el viaje de alguien, son tres días, tres días de viaje completísimos, ¡ya veréis, ya!

Antes de seguir quiero dar las gracias a mi pinche, mi compañera de viaje, porque sin ella no hubiese podido ser, ¿para cuándo el próximo?, ¡el destino lo eliges tú!

Antes de detallaros el viaje en si os voy a dar datos, datos del vuelo, del hotel, del transporte..., creo que son cosas muy importantes a la hora de viajar.
Empecemos con el vuelo, para ir hasta Londres utilicé Monarch, una compañía inglesa que no está nada mal, o al menos a mí me fue muy bien con ella. No facturé maleta, iba con equipaje de mano, y todo fue muy rápido, así que os la aconsejo.
Sigamos con el hotel, busqué muchísimo, no tenía un presupuesto muy alto, y aunque me hablaron de uno no pude reservar pues estaba lleno, así que buscando buscando encontré el Royal Hyde Park, que en relación calidad-precio está genial. Se encuentra en Queensway, al lado de Hyde Park, en su esquina superior. La habitación era pequeñita, pero para dormir no quería más. Todo perfectamente limpio y el baño daba gusto, un plato de ducha limpio a más no poder.
Además el hotel incluía desayuno continental.


Con respecto al transporte, es caro, muy muy muy caro. Nuestro avión llegaba a Luton, por lo que nos hacía falta llegar hasta Londres, para ello cogimos un autobús, el Green Line línea 757, nos costó £15, sólo la ida, pues la vuelta fue a Gatwick, para llegar hasta allí cogimos el Gatwick express, en Victoria Station, y nos costó £19.90.
Por otro lado está el transporte diario, nosotras sólo lo cogimos un día, quisimos hacer la ruta a pie, es como verdaderamente se conoce una ciudad, así que preparaos para andar, y andar mucho. El metro, underground o tube es caro, muy caro, un billete, de ida cuesta sobre  £4.40, así que os podéis hacer una idea. Nosotras, como sólo cogimos el metro un día nos sacamos una Travelcard de las zonas 1-2, pues queríamos llegar hasta Camden, y nos costó sobre £7.

Y ahora sí, dejando a un lado los detalles, ¡vámonos de viaje!

Día 1: 
Nos levantamos temprano y tras un desayuno enérgico, pues andaremos mucho, y cuando digo mucho, es MUCHO, nos pusimos manos a la obra. Primera parada será Hyde Park, uno de los pulmones de Londres. Allí nos encontramos con lagos repletos de patos y diversos puntos dignos de ver. A mí lo que más me gustó fue encontrarme con Peter Pan.
Andando por el parque deberemos salir por su extremo sur, dirección Hyde Park Corner, donde nos encontraremos en Wellington Arch. Desde allí llegaremos al Buckingham Palace, ¡comprobad antes de nada si ese día hay cambio de guardia!, podéis verlo entero, o sólo un rato, como hicimos nosotras, pues sinceramente nos aburrió un poco. Desde allí nos dirigiremos a St. James's Park, allí nos encontraremos con muchas ardillas a las que podréis darle de comer, son muy sociables. Siguiendo hacia delante llegaremos al Big Ben y a la Abadía de Westminster. Cruzaremos el puente de Westminster y llegaremos hasta el London Eye. Cruzaremos por el puente de Waterloo y desde allí veréis el skyline más famoso de Londres. Un poco más para delante llegaremos hasta Trafalgar Square, y desde allí nos acercaremos hasta Piccadilly Circus, donde callejeando os encontraréis con la tienda de M&M's.
¿Comer?, ya será la hora de comer, pero nosotras ese día teníamos claro que queríamos comer en el Hard Rock Café, para ello, andando por Piccadilly Street llegaremos.
Tras comer estaréis cansados, muy cansados, así que tranquilamente, paseando, volveremos al hotel. 


Día 2:
Volveremos a levantarnos temprano, pues hoy vuelve a tocar andar. Como ayer y tras un desayuno energético nos pondremos manos a la obra. Nos encaminaremos hacia el British Museum, sin no antes pasar por Oxford Street, calle llena de tiendas, donde os encontraréis con una tienda fantástica, la tienda de Disney, tras cruzar esta inmensa calle buscaremos el museo. Yo, sinceramente, esta parte la quitaría del itinerario, pues no soy muy de museos, pero bueno, merece la pena visitarlo, además de que es gratis aprendes cosas nuevas, tras visitarlo, os entretendréis más o menos dependiendo de vuestra curiosidad pondremos rumbo hacia St. Paul's, es la catedral de Londres, podéis visitarla por dentro, pero debéis pagar. Tras ver la catedral, si tenéis ya hambre, y os gusta lo oriental, os encontraréis un restuarante muy llamativo estilo japo, os lo aconsejo. Tras comer, y sin comer, nos dirigiremos hacia la Torre de Londres, junto con la que nos encontraremos el puente de Londres. Desde allí podemos visitar el ayuntamiento y el HMS Belfast, un buque de guerra.
Desde allí volveremos para atrás, buscando Covent Garden, una de las zonas que más me han gustado. Merece la pena visitarlo, os encontraréis con muchos puestecitos, lugares de comer y un ambiente fantástico.
Desde allí iremos hasta el hotel, pasando por Piccadilly Circus, y cenando en China Town.


Día 3:
Hoy no hace falta madrugar tanto, hoy son dos las cosas importantes para ver: Notting Hill y Camden.
Empezaremos por Notting Hill, pues nos pilla al ladito, y andando llegaremos muy bien. Se aconseja ir en sábado, pues es el día grande, nosotras nos enteramos tarde, fuimos un domingo y supongo que no será lo mismo. Nos dimos un corto paseo, llegamos hasta Portobello, donde ponen su famoso mercado, todo sea dicho, aún no había gran cosa montada, por eso me ha quedado ese nosequé, y sé que cuando vuelva a Londres iré a ver Notting Hill como se merece.
Tras ver este barrio londinense cogeremos el metro y nos iremos, hacia otro conocidísimo barrio, Camden, donde nos encontraremos con un mercado callejero que es increíble. Ropa y complementos a más no poder, puestos de comida de todas partes del mundo, arte, arte y más arte.
Desde allí podemos llegar hasta Regent's Park donde nos encontraremos con el Zoo de Londres.
Cuando nos cansemos ya de andar por el parque y Camden nos volveremos al metro y aprovecharemos para ver esos rincones que se nos han quedado atrás, podemos acercarnos a Abbey Road si eres fanático de The Beatles, en el centro de Londres los almacenes Harrods son dignos de ver..., y así millones de esquinas.

Y ahora centrándonos en la comida, que no puede faltar en este blog, aunque han sido pocos días no hemos comido nada mal. Un par de sitios teníamos seguro que queríamos ir, uno el Hard Rock Café, otro el Mc Donald's, sí sí, para ver qué diferencias hay con España.
Nada más llegar a Londres y tras llevar más de 8 horas sin comer lo primero que vimos fue un socorrido McDonald's, mi pinche y yo nos pedimos una hamburguesa diferente, que no hay en España, chicken legend yo con salsa picante, mi pinche con mayonesa.
Para cenar, ya en nuestra calle, y muertas del cansancio vimos un Pizza Hut, años y años que no iba a uno, entramos, los camareros super amables, buffet de ensaladas y una pizza de pepperoni con los bordes de queso.
El primer día fuimos al Hard Rock Café, todo muchísimo más rico que en España. Los nachos parecían caseros, los tupelos deliciosos y la hamburguesa fantástica. Obviamente esa noche no cenamos.
El segundo día comimos Yo! Sushi, un bar que nada más entrar nos encantó, estilo japo, con sus platos en cintas transportadoras, y todo riquísimo, desde el sushi hasta el ramen.
Para cenar, ya que teníamos el día oriental, lo hicimos en Wasabi Sushi & Bento, simplemente delicioso, mi pinche quedó encantada, ¡y qué bien se le da eso de los palillos!
El tercer día, a parte de picotear en los puestos de Camden, nos comimos el típico fish & chips, que no deja de ser merluza rebozada con patatas fritas, ¿pero quién se resiste a un plato tan tradicional?


Y esto es todo amigos, ahora a esperar, pacientemente a las próximas vacaciones.

¡Sed buenos!

8 comentarios:

  1. Vaya viaje! Seguro que lo pasaste genial, yo tengo ganas de visitar Londres pero de momento toca llena la hucha. Un beso guapa :)

    ResponderEliminar
  2. Vaya crónica! pero se te ha olvidado resaltar que de tanto andar yo no sentia mis pies! y que cada vez que parabamos me dolia arrancar..jaja.. en fin, que el viaje genial, con una compañera de viaje insuperable y con ganas del siguiente..ya veremos el destino,que en buena compañia, eso es lo de menos!
    Tu pinche!

    ResponderEliminar
  3. Vaya guía de Londres! Seguro que lo pasastéis súper bien!

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bien os lo habeis pasado! Me encanta! Yo también tengo ganas de volver algún día...

    ResponderEliminar
  5. Un viaje fantástico, madre mía, habéis aprovechado cada minuto de él :o)
    Ahora a esperar el próximo viaje recordando estos buenos momentos.
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  6. Que bonito viaje! Siempre se que a Londres tendré que volver, yo las 3 veces que he ido ha sido al aeropuerto de gatwick, y te digo, poesía vuelves algún día, que nosotros siempre sacamos con antelación el ticket por internet aunque no sea el express y nos sale el tren ida y vuelta desde gatwick-London Vitoria unos 7 pounds. Y la tarjeta del metro lo que hemos hecho ha sido sacar la oyster para una semana con viajes ilimitados, el precio no me acuerdo, pero creo que eran unos 30pounds. Me encanta el barrio de notting hill, pero tienes que ir a conocer el mercadillo, es genial el ambiente.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Que envidia sana me das, yo no he estado nunca y ahora tengo los dientes largos.
    Me alegra que lo hayas pasado tan bien.
    Un besote de tu amiga esteponera.

    ResponderEliminar
  8. vi las fotos en el face.. menuda pasada de viaje eh .. me alegro mucho. Un beso

    ResponderEliminar

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Imprimir