Humus

Otra receta internacional que comemos mucho en casa es el humus.
El humus es ideal para comer con pan de pita, pan tostado o vegetales crudos como zanahorias, ramas de apio o pimientos rojos cortados en juliana. Además se pueden hacer bocadillos con humus, tomate natural, y un poco de perejil fresco picado, o con lo que se te ocurra.
Es un aperitivo saludable, rico y fácil a más no poder.
¿Os cuento un secreto? es la única manera, junto con los falafel, en la que soy capaz de comerme los garbanzos..., sí chicos, soy así de especial para algunas cositas...¡¿qué le hago?!

Receta:
400gr. garbanzos cocidos
2 dientes de ajo
3 cucharadas de tahini o pasta de sésamo (opcional)
1 pellizco de comino según el gusto
Zumo de 1/2 limón aproximadamente
3 cucharadas de aceite de oliva
Sal
Pimienta negra
Agua
Aceite de oliva para decorar
Pimentón dulce y picante

Elaboración:
Mezclar todos los ingredientes, excepto el aceite para decorar y el pimentón, en un recipiente y batir con la batidora hasta conseguir una textura cremosa y homogenea. Si necesitáis echarle agua, hacedlo, pero de poco en poco, para no aguar la mezcla.
Verter la mezcla en un plato y adornar, a la hora de servir, con un poco de aceite de oliva y pimentón, dulce o picante, todo al gusto.

Atreveos y probadlo, os gustará.

7 comentarios:

  1. Adoro il hummus, mia madre lo prepara spesso con il tahini.

    www.hungrycaramella.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. No hagas nada para cambiar jejeje Cada cual es como es y esto es lo bonito, ¿verdad?
    En casa nos gusta mucho y aunque nos comamos garbanzos de cualquier manera en bocatas con tomate me chifla!
    Besos guapa,
    Palmira

    ResponderEliminar
  3. Esto lo tengo pendiente de probar.

    ResponderEliminar
  4. tomo nota y lo elaboro, feliz comienzo de semana!

    ResponderEliminar
  5. k bueno nunca lo probe tomare nota besos guapa

    ResponderEliminar
  6. Mira que es sencillo y lo rico que esta, te quedo estupendo besos

    ResponderEliminar
  7. Me quito el sombrero con el hummus en general, y con el tuyo en particular. Y respecto a los garbanzos... ¿que qué le haces? pues encajarte entre pecho y espalda un buen puchero, pero de los de toda la vida, con todos sus arreos... ya verás cómo la cosa cambia :) Y si no, pues no pasa nada, para gustos los colores ;)

    ResponderEliminar

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Imprimir