Calvo y un clásico con un toque diferente


Una marca no es líder en un país como España durante 70 años si no asegura la calidad de los bienes que oferta, desde la elección de la materia prima hasta el envasado.
En Calvo, llevamos más de 70 años, investigando e innovando mecanismos para conocer, adaptarnos y adelantarnos a vuestras necesidades. En un entorno cambiante, nosotros también experimentamos esos cambios. Evolucionar y asumir las tendencias actuales es parte de nuestra labor.
España, como buen país mediterráneo, es especialmente celoso en la elección de los productos alimenticios que consume y de su calidad. Calvo ha sido la marca elegida por el consumidor a lo largo de todo este tiempo, gracias a la calidad y sabor del atún que ofrece, pero también por la transparencia a la hora de identificar las materias primas.
Hoy día, ocupamos posiciones de liderazgo en todos los mercados porque el consumidor confía en la calidad de la materia prima que seleccionamos, así como en la elaboración y la presentación cómoda y práctica de cada uno de nuestros productos.

En casa las conservas nos gustan mucho, y los patés ya ni te cuento. Recuerdo muchas de mis meriendas de pequeña y más de una era un sandwich con paté de atún, ¡me encantaban!, y sé que mis padres, de jóvenes, muchas noches y muchos aperitivos eran a base de conservas, ¡lo que hace la edad!, por eso, cuando les preparé esta sencilla cena les hizo mucha gracia, y me contaron lo que yo os acabo de decir.

Unos mejillones en escabeche, unas sardinas en aceite, un par de tostas con paté..., ¿qué más se puede pedir?, las cenas así en casa, sobre todo los fines de semana, nos gutan mucho, un poquito de aquí, un poquito de allá, sin complicaciones, ¡y qué rico está!
Pero esto no es todo, y además del picoteo, hoy os traigo una receta clásica, pero con un toque diferente...

Receta:
Berenjenas
Cebolla
Atún claro en aceite vegetal Calvo
1 lata de paté de atún con tomate Calvo
Tomate frito
Sal
Pimienta
Queso para gratinar

Elaboración:
Lo primero que tenemos que hacer es lavar bien las berenjenas, y quitarles el rabito, sin profundizar para que a la hora de partirlas por la mitad y vacialar no se rompan.
Una vez limpias y abierta, hacemos unos cortes longitudinales, un poco de sal y las llevamos al microondas, unos 5 minutos a máxima potencia será suficiente para ablandar la carne, pero si veis que se necesita más probad con 2-3 minutos más. Dejamos templar, porque ahora la berenjena quemará mucho, y vaciamos, con cuidado de no romper la piel. Reservamos la piel y ahora picamos la carne de la berenjena. Reservamos.
Ponemos el atún a escurrir, y con el aceite que suelte, pochamos la cebolla que habremos picado previamente. Una vez pochada añadimos la carne de la berenjena y cocinamos. Cuando la carne esté hecha añadimos el atún. Salpimentamos. Es el momento de echar el tomate y la lata de paté. Removemos bien hasta que el paté se integre. Probamos de sabor y rectificamos si hiciese falta.
Ahora rellenamos las berenjenas y cubrimos con queso. Llevamos al horno hasta que el queso se gratine, y ya tenemos nuestras berenjenas listas para comer.

Queda un plato espectacular, y os recomiendo que lo probéis, porque el toque del paté es maravilloso.
¡Espero que os guste!

Quiero darle las gracias a Calvo por el fantástico lote que nos hizo llegar a casa y que tan buenos platos nos hemos preparado. ¡Gracias!

¡Sed felices!

3 comentarios:

  1. Si señora, Calvo siempre me ha parecido una marca que da calidad, en mi casa siempre hemos sido muy de calvo (y del calvo de la lotería también, pero nada, oye, que no toca). El atún me pirra!!! :p

    Un besete.

    ResponderEliminar
  2. Una marca de toda la vida, mira que relleno berenjenas con sardinas de lata pero nunca con atún! Una idea genial,
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.