Bizcocho de frambuesas con sodas El Vesubio

En 1915 Miguel Cano inicia un pequeño negocio familiar, con el objetivo de comercializar un fabricado efervescente conocido como gaseosa de papel. Sus múltiples aplicaciones lo convierten pronto en un ingrediente necesario en todos los hogares, y eso obliga a un incremento progresivo en su producción.
La empresa familiar se ha de adecuar a las demandas del mercado abriéndose a las innovaciones tecnológicas del proceso productivo. La modernización ha estado siempre presidida por el objetivo de la calidad, conservando la manera tradicional de su elaboración.
Rigurosos controles sanitarios, exigencia de calidad y eficaz sistema de distribución garantizan la llegada del producto a manos de los clientes. Esperando que mantengan la confianza en nosotros, les invitamos a dar un paseo por nuestra página web para que conozcan mejor nuestros productos y sus diversas aplicaciones.
La soda El Vesubio tiene un montón de utilidades, tantas que a mí me han sorprendido, ¿queréis saber cuáles son?, aquí las podéis descubrir.

Yo la mejor utlidad que le he dado es para elaborar bizcochos, entre ellos el que os voy a presentar hoy, ¡no puede estar más rico!

Receta:
3 huevos
300gr. harina de repostería
80ml. aceite de oliva
200gr. azúcar
1 yogurt (el sabor que queráis)
2 sobres de sodas El Vesubio
Frambuesa deshidratada

Elaboración:
Lo primero que tenéis que hacer es encender el horno y precalentarlo, y lo segundo es que si no tenéis molde antiadherente forrar el recipiente a usar con mantequilla y poco de harina.
Una vez hecho ésto, separaremos las claras de las yemas, en dos cuencos diferentes.
En el cuenco de las yemas echamos el yogurt, el aceite, el azúcar y la harina tamizada, las frambuesas deshidratadas y picadas, todo poquito a poco, y el orden dictado. Por último echamos los sobres de sodas y volver a mezclar bien.
Las claras hay que montarlas a punto de nieve, y cuando estén montadas las echamos en el otro cuenco, removiendo con suavidad, para no quitar el volumen de las claras.
Echar todo en el molde y meter en el horno, a una altura baja, durante 40 minutos a 180ºC.
Cuando esté listo, desmoldamos y dejamos enfríar.

Os invito a que os lo preparéis para la merienda. Es un bizcocho que estoy segura que os va a gustar.
¡Sed buenos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Imprimir