Kelmy, un grande en la reposteria

En Jijona, cuna de la tradición turronera y heladera en España, en 1953 se funda la empresa Kelmy, dedicada a elaborar y suministrar productos y materias primas de primera calidad a la industria del dulce.
Con más de medio siglo de experiencia y con un carácter familiar, Kelmy integra en su sistema de producción el respecto a las recetas tradicionales con los avances tecnológicos.
Desde sus inicios hasta hoy Kelmy se ha caracterizado por la magnifica calidad de sus materias primas naturales, lo que constituye un valor añadido a esta empresa y que le ha merecido el reconocimiento de sus clientes. Pasteleros y heladeros de España, Portugal y Francia apuestan por sus productos.
Kelmy cuenta con un laboratorio propio donde se efectúan constantes controles de calidad de acuerdo a las normativas establecidas por las autoridades sanitarias.
El compromiso de calidad viene avalado por el reconocimiento del sello ISO9001:2000 que otorga AENOR. Certifica así que la calidad se encuentra en todo el proceso de producción.
Kelmy cuenta también con el sello europeo IQNET que certifica la calidad de todo el proceso de producción de la empresa en el ámbito de la UE.

Yo que he tenido la suerte de probarlos y trabajar con ellos doy fe de que son una maravilla, por lo menos el fondant que es lo que he probado. A mí me ha gustado mucho, me ha ido genial con él.
Aún tengo que probar el mazapan y los frosting, pero seguro que también son una maravilla.
Aquí os dejo una prueba de como queda el fondant.

Receta:
Para la decoración:
Fondant de diferentes colores Kelmy
Para el bizcocho:
230gr. chocolate fondant           
170gr. mantequilla           
350gr. azúcar           
6 huevos L           
370gr. harina reposteria           
1,5 cucharadita levadura           
1,5 cucharadita bicarbonato           
1 pizca sal           
500ml. leche entera           
2 cucharaditas esencia vainilla 
Para el relleno:
500ml. nata montar   
250gr. chocolate blanco   
1 poco mantequilla   
Para la cobertura rosa:
Chocolate de cobertura rosa Candy Melts 
225gr. mantequilla           
1 cucharadita leche entera           
1 cucharadita esencia de vainilla           
150gr. azucar glas Kelmy
Para la cobertura blanca:
180gr. chocolate blanco           
225gr. mantequilla           
1 cucharada leche entera           
1 cucharadita esencia de vainilla           
150gr. azucar glas Kelmy

Elaboración:
Para la decoración:
Trabajamos bien el fondant, con un poco de azucar glas para que no se nos pegue, y hacemos las figuras que nos sean necesarias. Yo en este caso he hecho diferentes letras, un ocho en grande y pequeñas florecitas.
Para el bizcocho:
Precalentamos el horno.
Mezclamos todos los elementos sólidos, y por otro lado todos los líquidos. La mantequilla tiene que estar a temperatuta ambiente y el chocolate fundido.
Cuando esté todo bien mezclado, vamos añadiendo la mezcla sólida, poco a poco, en la liquida. Y volcamos en un molde, que previamente habremos engrasado.
Llevamos al horno, unos 40 minutos a unos 180º.   
Sacamos y dejamos enfriar sobre unas rejillas.
Para el relleno:
Derretimos el chocolate blanco con una piza de mantequilla y lo mezclamos con la nata. Dejamos que se enfríe bien, mejor de un día para otro. Con la mezcla bien fría, montamos la trufa, y reservamos.
Para las coberturas, rosa y blanca:
Derretimos el chocolate con la mantequilla, junto con la leche y la ensencia. Por último añadimos el azúcar glas.
Mezclamos bien y dejamos reposar.
Montaje:
Con el bizcocho frío, si queremos darle forma es ahora el momento, lo abrimos por la mitad, en dos capas y lo empapamos con algún almíbar, leche, licor, lo que se prefiera. Ahora lo rellenamos, cantidad al gusto. A mi me gusta que de relleno haya como un dedo de grosor.
Ponemos la otra capa encima y dejamos que repose un poco en la nevera, para que la trufa endurezca un poco y así poder cubrir nuestra tarta.
Sacamos y cubrimos las tarta. En mi caso, al ser dos tartas, la grande con la cobertura rosa, y la pequeña con la blanca.
Y por último decoramos con nuestro fondant.

Aunque mi tarta no es perfecta, se puede mejorar, como todo en esta vida, yo estoy muy orgullosa de ella. Nunca había hecho una tarta tan grande, y si la hacéis descubriréis que esta realmente deliciosa.

Quiero darle las gracias a Kelmy, porque hace bastante que me mandaron el lote de productos, pero no he podido publicar antes. Aún así, creo que la espera ha merecido la pena, ¿no?
Prodab sus productos, de verdad que os gustarán.

¡Sed buenos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Imprimir