¡Empieza la temporada de salmorejo!

Como buena media cordobesa adoro el salmorejo, y tengo la suerte de tener un padre que lo hace de maravilla. El mejor que me he comido en mi vida, y mira que he probado salmorejos en mis 27 años.
Este es especial, porque en casa nunca le ponemos pimiento, y en esta ocasión lleva, y además son unos pimientitos diferentes.
En su día ya os hablé de Tribelli, ¿os acordáis?, pues sí, esos son los pimientos que hemos utilizado.

Receta:
1kg. tomate pera
1 bolsa y media de pimientos tricolor
1 barra de pan
1 cucharada rasa de sal
1 diente de ajo grande
1/2 vaso de aceite 
1/4 vaso de vinagre
1 huevo cocido
Atún en aceite

Elaboración:
En la batidora añadimos los tomates, lo pimientos, el ajo, la sal, el aceite y el vinagre. Batimos bien. Probamos de sabor, y rectificamos, tened en cuenta que aún le falta el pan, es decir debe quedar un pelín fuerte. Una vez puesto a nuestro gusto añadimos el pan, poco a poco, hasta obtener la consistencia que nos guste. En casa ponemos practicamente toda la barra de pan. Batimos bien y reservamos en frío.
Por otro lado picamos varios pimientos en juliana y aliñamos con aceite, sal y vinagre. Reservamos.
También tendremos un huevo cocido y atún en aceite de oliva, en el caso de que fuera en aceite de girasol, lo escurrimos bien.
A la hora de montar el plato ponemos una buena ración de salmorejo, y acompañamos con el huevo cocido, el atún y la ensalada de pimientos.
El toque de pimientos crudos da un gusto al salmorejo fantástico.

¡Espero que lo probéis!
¡Sed felices!

Imprimir