Harira, la mejor sopa marroquí

Imagen
Si hay algo que me guste en invierno son las sopas. Desde un simple caldo de verduras, pasando por el puchero y el emblanco, hasta esta maravillosa sopa que os traemos hoy. ¿Y vosotros sois de sopas?, también os reconozco que no como sopas en cualquier sitio, soy muy exquisita para eso, ¡qué le vamos a hacer! La harira es uno de los platos más internacionales de Marruecos, junto con el cous-cous y el tajine, de los que en casa también somos muy fan. Es una sopa super completa, pues lleva verduras, legumbres, carne y cereales, ¿qué más se puede pedir? ¡Si os gustan las sopas, no os podéis perder esta!, aunque también os confieso, que si buscáis la harira auténtica, ésta no lo es, esta es nuestra versión, pero que está igual de rica.

¡Empieza la temporada de salmorejo!

Como buena media cordobesa adoro el salmorejo, y tengo la suerte de tener un padre que lo hace de maravilla. El mejor que me he comido en mi vida, y mira que he probado salmorejos en mis 27 años.
Este es especial, porque en casa nunca le ponemos pimiento, y en esta ocasión lleva, y además son unos pimientitos diferentes.
En su día ya os hablé de Tribelli, ¿os acordáis?, pues sí, esos son los pimientos que hemos utilizado.

Receta:
1kg. tomate pera
1 bolsa y media de pimientos tricolor
1 barra de pan
1 cucharada rasa de sal
1 diente de ajo grande
1/2 vaso de aceite 
1/4 vaso de vinagre
1 huevo cocido
Atún en aceite

Elaboración:
En la batidora añadimos los tomates, lo pimientos, el ajo, la sal, el aceite y el vinagre. Batimos bien. Probamos de sabor, y rectificamos, tened en cuenta que aún le falta el pan, es decir debe quedar un pelín fuerte. Una vez puesto a nuestro gusto añadimos el pan, poco a poco, hasta obtener la consistencia que nos guste. En casa ponemos practicamente toda la barra de pan. Batimos bien y reservamos en frío.
Por otro lado picamos varios pimientos en juliana y aliñamos con aceite, sal y vinagre. Reservamos.
También tendremos un huevo cocido y atún en aceite de oliva, en el caso de que fuera en aceite de girasol, lo escurrimos bien.
A la hora de montar el plato ponemos una buena ración de salmorejo, y acompañamos con el huevo cocido, el atún y la ensalada de pimientos.
El toque de pimientos crudos da un gusto al salmorejo fantástico.

¡Espero que lo probéis!
¡Sed felices!

Entradas populares de este blog

Berenjenas a la parmesana, ¡un clásico italiano! + Degustabox de mayo

Nuevo vídeo: alitas de pollo | #lacomidadeFriends

Croquetas de pollo, jamón y puerro