Oro rojo con pan de verdad

El pan es un alimento que no debería faltar en cualquier casa, y sobre todo si es casero, porque es una auténtica maravilla.
Se puede hacer como se nos ocurra, dulce, salado, más o menos esponjoso, grande, pequeño..., la verdad es que es una elaboración muy versátil, ¿y a quién no le gusta?
Yo en este caso he optado por un pan algo diferente, pues aunque no lo parezca, con ese simple toque de azafrán varía y mucho, y si no...¡probadlo!

Receta:
280ml. agua
300gr. harina de fuerza
150gr. harina de repostería
8gr. levadura de panadería
1 1/2 cucharaditas de sal    
1 cucharada de azúcar
1 cucharada de aceite de oliva
2 pellizcos de hebras de azafrán Jiloca

Elaboración:
Echamos en la cubeta de la panificadora los ingredientes en el siguiente orden: agua, sal y aceite. Despues añadimo las harinas sobre los líquidos. Hacemos un hueco en el centro y disponemos la levadura. Ponemos en un lado de la cubeta el azúcar y en otro las hebras de azafrán. Seleccionamos el programa adecuado, en este caso esponjoso, que es como a mí me gusta, un peso de 750gr. y tueste medio. Dejamos terminar el programa, desmoldamos y dejamos enfriar el pan sobre una rejilla.
Como podéis ver el pan tiene un leve color dorado en la miga, eso es por el azafrán, y ojalá lo pudieseis oler y probar ahora, pero como no, os invito a que lo hagáis y descubráis esta maravilla.

¡Sed buenos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.