¡Un sandwich para una gran cena!

El domingo es el clásico, y yo os propongo un sandwich delicioso para sorprender a nuestros amigos.
Una versión del clásico sandwich club. 
¡Creo que es mi sandwich favorito!, aún recuerdo el primero que me comí, tendría unos 10 o 11 años, y fue en el Puerto de Santa Cruz, en Tenerife. En el paseo San Telmo, un restaurante que había bajando a la playa, dentro de unas rocas, lástima no acordarme del nombre. Sólo sé que era el mejor sandwich que me había comido nunca, y cada verano, cuando volvíamos a la isla bonita yo iba a por mi sandwich, ¡qué rico!
Así que creo que es un propuesta fantástica para un proximo domingo, que seguro será de amigos.
Es un sandwich sencillo, que con ingredientes de calidad da un giro tremendo.

Receta:
3 rebanadas de pan de avena casero
1 huevo
2 lonchas de lomo adobado
Tomate
Lechuga
Salsa cesar o mayonesa casera
Margarina
Sal
Pimienta

Elaboración:
Para mí lo principal es un buen pan, y este de avena es una delicia para los sandwichs, así que os lo aconsejo al 100%.
Teniendo el pan es muy sencillo todo.
Preparamos el tomate, en rodajas y pelado. La lechuga en juliana y salpimentada.
Por otro lado, en una plancha, ponemos el huevo y los filetes de lomo adobado. Los hacemos y reservamos.
Tostamos el pan y es el momento de montar nuestro sandwich. En la rebanada de abajo ponemos un poco de margarina, encima la lechuga, la salsa cesar y el tomate. Ponemos otra rebanada de pan, salsa cesar, el lomo adobado y el huevo. En la última rebanada, en la cara que da al huevo ponemos un poco de margarina.
Se le puede hacer al pan el agujero para el huevo, pero yo lo prefiero entero. Eso ya os lo dejo a vuestra elección.
Acompañamos con unas patatas y una Coca Cola y tenemos una cena fantástica para una noche de futbol. ¿Te hace el plan para el domingo?


¡Qué tengáis un finde fantástico!
¡Portaos bien, eh!