Vasitos de "tarta de la abuela" + Degustabox de agosto

Imagen
Como cada mes, enamoradas de las cajitas de Degustabox, no podíamos faltar a nuestra cita, y por aquí estamos para enseñaros lo que nos ha llegado en la cajita de agosto, y para preparar con vosotros una nueva receta. No nos vamos a entretener mucho, porque ya sabéis que seguimos de vacaciones virtuales, pero no quería dejar de compartir con vosotros todos estos delicioso productos. ¡Vamos a por la caja!, y además os dejamos por aquí un código de descuento: N053H, por si acaso os apetece probar una cajita similar a esta. Aceitunas rellenas de anchoa de Fragata son perfectas para el aperitivo al aire libre, en la terraza o simplemente, en la mesa del salón, disfrutando de un buen momento. Son las clásicas aceitunas rellenas de anchoa, pero en formato grande, ¡justo para que nadie se quede sin ellas!  Café soluble de Nescafé es el gran clásico entre los cafés solubles, y a mi personalmente, me encanta. Es mi opción favorita para prepararme un café fresquito, un par de cucharadas, leche

Un clásico en casa: pastel de pollo

Una receta perfecta para el verano, para dejarla preparada y cuando volvamos de la playa o la piscina encontrarnos con la comida lista. Siempre guardándola en frío, ¿eh?
En este caso lo hemos acompañado de un puré de patatas con queso azul, pero qué me decís si como guarnición le ponemos una buena ensalada, de lo que sea, da igual, ¿no sería un menú perfecto?
 
Receta:
1kg. de filetes de pollo
4 huevos
1 brick de nata pequeño
Parmesano en polvo
Sal
Pimienta
Elaboración:
En una sartén o plancha, con un pelín de aceite, hacemos los filetes de pollo, que previamente habremos salpimentado ligeramente.
En un bol echamos los huevos, el brick de nata, el queso en polvo, sal y pimienta. Tened en cuenta que tenemos el pollo salpimentado también, Mezclamos bien.
En un molde, que previamente habremos engrasado, pondremos una fila de filetes, echamos parte de la mezcla de huevo, otra fila, otra de mezclay así hasta acabar, y ponemos al baño maría.
Metemos al horno, precalentado, a unos 180º durante una media hora. Para asegurarnos de que esté hecho, pinchamos con una brocheta, y si sale limpia es que está listo.
Desmoldamos con cuidado, y se puede comer como más os guste, caliente, templado o frío. A mí de las tres maneras me gusta.
 
¡A disfrutar!

Comentarios

  1. que delicia
    http://senoritamandarina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el pollo, esto tiene que estar buenísimo.

    ResponderEliminar
  3. que buena pinta tiene que estar sabroso

    ResponderEliminar
  4. Que rico Bárbara, esta receta la había oído alguna vez, pero nunca la he probado, y tiene tan buena pinta que me la llevo!!
    Besos!
    http://bakelosophy.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Pan esponjoso en panificadora

Tarta de queso La Viña

Harira, la mejor sopa marroquí