Chocolate caliente especiado | Parrandón navideño 2020

Imagen
Ya estamos por aquí otra semana más, estrenamos mes, un mes que vamos a dedicar al 100% a preparar recetas navideñas, y es que este año tan atípico, donde tantos ya no están, y donde tantos no podrán reunirse con los suyos, nos apetecía darle un toque festivo, para que así, todos, estemos un poco más felices, y es que con la barriga calentita y llena, ¿quién no sonríe? ¡No sabéis la ilusión que me hace escribiros esta receta, escribir este post!, y es que este 2020 se ha vuelto a organizar el parradón de recetas navideñas que organiza Angélica  de Bizcochos y sancochos todos los años, siendo esta ya su quinta edición.  El tema de este año es "De mi Cocina a tu Mesa" con la idea de conectarnos con nuestras familias y amigos, aunque no estemos físicamente con ellos. Cocinaremos y compartiremos estas recetas en su honor. Yo he optado por un chocolate caliente especiado, y es que no hay nada que me guste más que compartir una rica merienda con mis padres y mi hermana. Sentarnos

Helado con Pom'bel

Desde que probé por primera vez los Pom'bel me encantaron y no me he podido resistir a probar otras variedades, como la de hoy, de manzana y mango.
Tengo que decir que es una verdadera delicia.
¡Gracias a Pom'bel por hacer un "yogurt" tan rico y sano!
 
Con estas calores que hace ya, yo he querido darle una vuelta a la fruta, y elaborar con ella un rico helado, muy fácil y rico.
 
Receta:
250ml. nata para montar
250ml. leche entera
125gr. azúcar
Chocolate blanco, troceado, al gusto
Elaboración:
En un bol echamos la nata, la leche y el azúcar, mezclamos bien hasta que se disuelva el azúcar.
Añadimos los vasitos a la mezcla de leche, nata y azúcar. Mezclamos bien.
Vertemos la mezcla en la heladera, y la dejamos que funcione durante 30 minutos, 5 minutos antes añadimos el chocolate blanco. Cuando acabe lo echamos un recipiente apto para congelador y le damos 30 minutos más de frío.
Con esta receta sale poco más de 500ml. de helado, así que si queréis más, ¡ya sabéis!
A mí me gusta comérmelo tal cual, pero no dudo que con un poco de crocanti, sirope, fruta o nata...debe ser una verdadera delicia.
Os recomiendo, si os sobra helado y lo guardáis, antes de comer lo saquéis 15 minutos para que se atempere y quede nuevamente cremoso.
 
Como veis queda un helado super cremoso, y es una delicia al paladar. En casa voló en un instante, ¡y como para no hacerlo!

¡Sed felices!

Comentarios

  1. Oooooooooh Barbara que rico, lastima que no se haya inventado la degustación virtual.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Berenjenas a la parmesana, ¡un clásico italiano! + Degustabox de mayo

Nuevo vídeo: alitas de pollo | #lacomidadeFriends

Pipas garrapiñadas