Chocolate caliente especiado | Parrandón navideño 2020

Imagen
Ya estamos por aquí otra semana más, estrenamos mes, un mes que vamos a dedicar al 100% a preparar recetas navideñas, y es que este año tan atípico, donde tantos ya no están, y donde tantos no podrán reunirse con los suyos, nos apetecía darle un toque festivo, para que así, todos, estemos un poco más felices, y es que con la barriga calentita y llena, ¿quién no sonríe? ¡No sabéis la ilusión que me hace escribiros esta receta, escribir este post!, y es que este 2020 se ha vuelto a organizar el parradón de recetas navideñas que organiza Angélica  de Bizcochos y sancochos todos los años, siendo esta ya su quinta edición.  El tema de este año es "De mi Cocina a tu Mesa" con la idea de conectarnos con nuestras familias y amigos, aunque no estemos físicamente con ellos. Cocinaremos y compartiremos estas recetas en su honor. Yo he optado por un chocolate caliente especiado, y es que no hay nada que me guste más que compartir una rica merienda con mis padres y mi hermana. Sentarnos

Bacalao al horno

Cocinar pescado es de lo que más me cuesta. No porque no sepa, porque como buena malagueña, sé hacerlo, pero me da tanto coraje limpiarlo. Tanto coraje que todo huela a pescado después. Pero es que el pescado está tan rico que me aguanto, y aunque no demasiado, lo cocino.
El bacalao es de mis pescados favoritos. Bien cocinado es una verdadera delicia. Cuando se separan esas lascas perfectamente, ese sabor, esa textura..., ¡ay, qué rico!, ¿a vosotros os gusta?


Pues si os gusta, ¡preparadlo así!, os encantará.


Vais a necesitar:
  • 1 trozo de bacalao fresco
  • 4 patatas
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento verde
  • 7 dientes de ajo
  • Guindilla
  • Sal
  • Aceite
¿Preparados para encender los fogones y el horno?
Empezamos cortando las patatas en panadera, junto con la cebolla y el pimiento verde. En una sartén las  cocinamos, como si se tratase de una tortilla de patatas. Una vez casi acabadas, vertemos, escurriendo el exceso de aceite, sobre una bandeja de horno.
Con el pescado limpio de piel y espinas, sazonado ligeramente, lo ponemos sobre las patatas. Añadimos un poco del aceite de la fritura, y metemos al horno, a unos 200º durante 12 minutos, aunque como siempre digo, esto dependerá del horno, y por supuesto del grosor del lomo.
Una vez echo acabaremos con un refrito de ajo y guindilla. Tan sencillo como cortar los ajos en láminas y las guindillas en aros, y freírlos. Regar el pescado con ellos y listo para comer.

Comentarios

  1. Buono il baccalà e poi fatto al forno è ancora più buono !

    ResponderEliminar
  2. Así preparado me encanta el bacalao. Y desde que me han regalado una lámpara Berger anti olores no me cuesta tanto preparar pescado jejeje
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  3. Hola Bárbara, ya ves si me gusta! el pescado al horno tiene un sabor sin igual, en casa es como más nos gusta comerlo. El bacalao es fantástico preparado de cualquier forma.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  4. me encanta el bacalao al horno y este tuyo tiene una pintaza espectacular!!! rico rico

    ResponderEliminar
  5. El bacalao lo compramos en casa cada semana, nos gusta muchísimo.
    Esta receta es muy rica.
    Besos
    Sara

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Berenjenas a la parmesana, ¡un clásico italiano! + Degustabox de mayo

Nuevo vídeo: alitas de pollo | #lacomidadeFriends

Pipas garrapiñadas