Triángulos de chocolate y crema (cuñas)

Vaya hora para publicar, pero es que hoy ha sido un domingo diferente, hoy hemos estado de ruta por los pueblos blancos de la sierra de Cádiz, ¡y qué bien lo hemos pasado!, pero nunca tarde si la dicha es buena, y sobre todo si el domingo se pone muy dulce.
Esta receta lleva esperando su turno pacientemente, pero hoy por fin ve la luz.
 
 
Espero que si os decidís a hacerlos no tardéis tanto como yo en darlos a conocer.
 

 
Necesitaréis algunas cosillas, entre ellas:
Para la crema:
  • 250 ml de agua
  • 250 gr de azúcar
  • 40 gr de harina
  • Colorante amarillo
  • Un sobre de azúcar vainillado
Para la masa:
  • 65 ml de leche
  • 30 ml de agua
  • 65 gr de azúcar
  • 25 gr de levadura fresca
  • 30 ml de aceite de girasol
  • Una pizca de sal
  • ½ cucharadita de azúcar vainillado
  • 250 gr de harina de fuerza
Para la cobertura:
  • 120 gr de azúcar
  • 55 ml de agua
  • 80 gr de chocolate de cobertura
En primer lugar nos pondremos con la crema para que vaya enfriándose. Para ello mezclamos el azúcar, solo 200gr., la harina, el colorante y el azúcar vainillado en un bol. Ponemos el agua con el resto del azúcar, los 50gr. restantes, al fuego hasta que hierva. Vertemos sobre el bol y mezclamos. Volvemos a poner la mezcla en la cazuela y llevamos de nuevo al fuego sin parar de remover hasta que espese. Vertemos en una manga pastelera y dejamos enfriar. Una vez fría estará lista para utilizar.
Ahora seguiremos con la masa, y para ello e un cuenco ponemos la leche y el agua y templamos unos segundos en el microondas.
Deshacemos la levadura en la mezcla y con una cuchara diluimos bien.
Mezclamos el resto de ingredientes bien con una amasadora, bien con las manos, hasta obtener una masa suave que no se despegue de las manos.
La dejamos en un bol y tapamos hasta que doble su volumen. Más o menos 1 hora.
Amasamos un poco, hacemos una bola y extendemos con un rodillo sobre la mesa hasta que quede una torta de unos 2 cm.
La ponemos en una bandeja para horno forrada y pinchamos con un tenedor. Volvemos a taparla y la dejamos otra horita para que vuelva a doblar volumen.
Precalentamos el horno a 200º y cuando esté caliente horneamos unos 10 minutos
Dejamos enfriar y abrimos a la mitad.
La rellenamos con la crema pastelera y reservamos un poco.
Cerramos nuestra super cuña.
Para terminara hacemos el chocolate, en un cazo ponemos el agua y el azúcar y cuando hierva retiramos y añadimos el chocolate. Movemos con una varilla hasta disolver.
Cubrimos la torta con el chocolate y cuando se enfríe cortamos en triangulitos.
Cubrimos los laterales con la crema restante para que quede bonito, y ya tenemos unas cuñas o triángulos deliciosos para desayunar o merendar.

7 comentarios:

  1. Madre mía qué tentación y encima a estas horas, es que estos dulces me encantan!!


    besazis

    ResponderEliminar
  2. Que pinta!! he oido hablar muy bien de estas cuñas pero nunca las he probado!!

    ResponderEliminar
  3. Holaaaa, que riquísimas cuñas Bárbara, tienen que estar buenísimas. En estos días tan fríos apetece mucho un dulce para la merienda. Que gusto poder pasear en esta época por los pueblos blancos de Cádiz, son preciosos y sin el barullo del verano.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  4. Ay, que bien vendría uno ahora con el café!!!

    ResponderEliminar
  5. Ma è veramente deliziosa la tua torta e molto invitante !

    ResponderEliminar
  6. Qué ricos!! Qué daría to por un triángulito para el café ahora, jijiji, te han quedado estupendos!!

    ResponderEliminar
  7. me encanta la pinta que tienen esos triángulos, el chocolate con la crema es una delicia. Un besp

    ResponderEliminar

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.