Nuevo vídeo: Mezclas imposibles

Imagen
¡Y como cada final de mes os traemos un vídeo especial!, en esta ocasión hemos preparado un montón de ingredientes para mezclar entre ellos, y así obtener mezclas imposibles que nos tendremos que comer. ¿Qué creéis que habremos mezclado?, ¡no te lo pierdas! Pincha directamente sobre la imagen y verás el vídeo al completo, ¡seguro que os reís un montón! Con este vídeo no nos hacemos responsables de las mezclas que podáis hacer en casa, ¡nuestras caras nos delatan, así que si eres listo, no lo harás! 🤣 ¡Espero que os haya gustado! Nos vemos pronto glotones, ¡gracias por estar ahí! ¡Recordad que nos podéis seguir por las redes! ¡Sed felices!

Patatas rellenas de champiñones y pavo con salsa de queso

A veces vemos recetas y nos enamoramos de ellas sin mediar palabra. Cuando vi esta receta de Karlos Arguiñano fue lo que me paso.
No lo dudé, y al día siguiente me puse manos a la obra.
Tengo que confesar que soy incapaz de seguir una receta al pie de la letra, salvo que me lo exijan, siempre le doy una vuelta, o dos, y la adapto a nuestros gustos o a lo que tengo en la nevera, ¡y así sucedió con ésta!
 
 
Si quieres la receta original la puedes encontrar aquí, pero si quieres mi versión ya sabes...
 

 
Vamos a necesitar, para comer tres, o cuatro:
  • 1 patata por persona
  • 250gr. pechuga de pavo (o pollo)
  • 200gr. champiñones
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 150gr. queso Edam en lonchas
  • 100gr. queso azul
  • 50ml. vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
Empezaremos preparando las patatas, para ello las lavaremos bien, y secaremos. Envolvemos con papel de aluminio y metemos al horno, a unos 180º-200º, hasta que estén tiernas, eso quiere decir que estarán hechas. El tiempo variará dependiendo del tamaño y tipo de patata.
Por otro lado pelamos los dientes de ajo, picamos y colocamos en el mortero. Agregamos un poco de sal gruesa y majamos. Agregamos el perejil picado, el jengibre en polvo y un buen chorro de aceite. Mezclamos bien. Reservamos.
Es el momento de pelar y picar la cebolla finamente. Pochamos en una sartén con un chorrito de aceite. Lavamos los champiñones, los cortamos en láminas y añadimos a la sartén. Sazonar y rehogar bien.
Troceamos el pavo, y añadimos también a la sartén y cocinamos hasta que esté hecho. Reservamos.
Sacamos la patata del horno, y partimos por la mitad, pero sin llegar hasta el fondo. Echamos el majado que hicimos al principio y mezclamos bien con la patata. Encima ponemos las verduras y el pavo, y reservamos en el horno para que se mantengan calentitas.
Troceamos el queso y lo ponemos en una cazuela. Añadimos el vino y calentamos hasta que el queso se funda. Salsea y, si te apetece, adorna con perejil picado, aunque para nosotros con el sabor que ya tenía la patata era suficiente.
 
 
 
 

Comentarios

  1. Pero qué cosa más rica! Con esa salsa tienen que estar de muerte!

    ResponderEliminar
  2. PAtatas de feria!! yo como las he tomado en Málaga no las he vuelto a probar. Me quedo con tu receta para probarla!

    ResponderEliminar
  3. Ainsss qué ricas! las patatas rellenas así me chiflan... qué ganas de ir a por ellas!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  4. Ooooooooooh, y tanto que me gusta!!!! Aunque podría ser sin champiñones? :p

    Yo ahora (por fin) he aprendido a hacer una salsa rica para el pescado, con su cebollita, ajo, laurel, gambitas... jejeje

    Un beso!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Berenjenas a la parmesana, ¡un clásico italiano! + Degustabox de mayo

Nuevo vídeo: alitas de pollo | #lacomidadeFriends

Pipas garrapiñadas