Patatas rellenas de champiñones y pavo con salsa de queso

A veces vemos recetas y nos enamoramos de ellas sin mediar palabra. Cuando vi esta receta de Karlos Arguiñano fue lo que me paso.
No lo dudé, y al día siguiente me puse manos a la obra.
Tengo que confesar que soy incapaz de seguir una receta al pie de la letra, salvo que me lo exijan, siempre le doy una vuelta, o dos, y la adapto a nuestros gustos o a lo que tengo en la nevera, ¡y así sucedió con ésta!
 
 
Si quieres la receta original la puedes encontrar aquí, pero si quieres mi versión ya sabes...
 

 
Vamos a necesitar, para comer tres, o cuatro:
  • 1 patata por persona
  • 250gr. pechuga de pavo (o pollo)
  • 200gr. champiñones
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 150gr. queso Edam en lonchas
  • 100gr. queso azul
  • 50ml. vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
Empezaremos preparando las patatas, para ello las lavaremos bien, y secaremos. Envolvemos con papel de aluminio y metemos al horno, a unos 180º-200º, hasta que estén tiernas, eso quiere decir que estarán hechas. El tiempo variará dependiendo del tamaño y tipo de patata.
Por otro lado pelamos los dientes de ajo, picamos y colocamos en el mortero. Agregamos un poco de sal gruesa y majamos. Agregamos el perejil picado, el jengibre en polvo y un buen chorro de aceite. Mezclamos bien. Reservamos.
Es el momento de pelar y picar la cebolla finamente. Pochamos en una sartén con un chorrito de aceite. Lavamos los champiñones, los cortamos en láminas y añadimos a la sartén. Sazonar y rehogar bien.
Troceamos el pavo, y añadimos también a la sartén y cocinamos hasta que esté hecho. Reservamos.
Sacamos la patata del horno, y partimos por la mitad, pero sin llegar hasta el fondo. Echamos el majado que hicimos al principio y mezclamos bien con la patata. Encima ponemos las verduras y el pavo, y reservamos en el horno para que se mantengan calentitas.
Troceamos el queso y lo ponemos en una cazuela. Añadimos el vino y calentamos hasta que el queso se funda. Salsea y, si te apetece, adorna con perejil picado, aunque para nosotros con el sabor que ya tenía la patata era suficiente.
 
 
 
 

4 comentarios:

  1. Pero qué cosa más rica! Con esa salsa tienen que estar de muerte!

    ResponderEliminar
  2. PAtatas de feria!! yo como las he tomado en Málaga no las he vuelto a probar. Me quedo con tu receta para probarla!

    ResponderEliminar
  3. Ainsss qué ricas! las patatas rellenas así me chiflan... qué ganas de ir a por ellas!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  4. Ooooooooooh, y tanto que me gusta!!!! Aunque podría ser sin champiñones? :p

    Yo ahora (por fin) he aprendido a hacer una salsa rica para el pescado, con su cebollita, ajo, laurel, gambitas... jejeje

    Un beso!!!

    ResponderEliminar

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.