Mejillones rellenos o tigres

Imagen
Y aquí seguimos, ¡sacando tiempo de debajo de las piedras para no perdernos ni una cita con vosotros! Hoy traemos una receta súper clásica, que a mi me transporta a mi niñez. Es un plato que me recuerda a mi abuela Carmen, y es que nunca he probado unos mejillones rellenos tan ricos como los que ella hacía. Últimamente me he dado cuenta de que tengo muchos recuerdos asociados a platos y a recetas, y me parece algo fascinante como la memoria puede recordar todo tipo de detalles, ¡hasta sabores y olores!, ¿no os parece curioso a vosotros?, ¿no os ha pasado nunca que, por ejemplo, vais paseando por la calle, y un determinado olor os transporta a algún lugar o persona?, ¿o coméis algo y volvéis a ser niños?, a mi me pasa mucho, y me entra una nostalgia que, a veces, se hace complicada, porque sabes que eso no volverá, pero bueno..., al menos, tenemos la suerte de tener esos recuerdos y sentimientos... Si navegáis por mi blog, veréis que son varias las recetas que me traen recuerdos, recuer

Pastas para el café

Hoy os traigo unas galletitas muy sencillas y perfectas para compartir en la sobremesa.
Tomad nota, porque son tan sencillas, que estoy segura de que os encantarán.


¡Vamos a por ese café!


Necesitamos poquitos ingredientes, y todos de andar por casa, son:
  • 500gr. de harina de fuerza
  • 125gr. de mantequilla fría
  • 125gr. de azúcar
  • 1 huevo
  • 2 yemas (reservad las claras para pintar las galletas)
  • Una pizca de sal
  • Ralladura de limón o naranja
  • Agua
Es tan sencilla de hacer como mezclar todos los ingredientes mencionados, o bien a mano, o bien con la ayuda de un robot hasta formar una masa granulada. Si hiciese falta añadimos el agua que os dije en los ingredientes. Formamos una bola y filmamos, guardamos en la nevera un par de horas.
Pasadas las dos horas estiramos la masa y cortamos con los cortapastas que más nos gusten. Podemos decorar con gotas de chocolate, con sprinkles diversos o con lo que queráis. Pintamos con las claras que nos sobraron, y llevamos al horno durante unos 15 minutos a 180ºC.
Sacamos y dejamos enfriar en una rejilla.
Para guardarlas en un bote hermético no tendréis problema alguno, y os durarán varios días.
¿A que os ha gustado?

Comentarios

  1. Ostras,pintaza y súper fáciles!!!. :)
    Una pregunta, dejar enfriar en una rejilla qué significa exactamente?.
    Besitos!.

    ResponderEliminar
  2. Son como las que hacía con mi madre de pequeña :)

    www.be-minebylucia.blogspot.com
    www.lasuitedelmomo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Me han parecido prefectas y encima con poca grasa, qué más se puede pedir ehh

    besazos guapa

    ResponderEliminar
  4. Siempre me ha hecho gracia eso de la harina de fuerza. Me imagino ahí a un paquete de harina haciendo pesas o empujando un camión XD

    Las pastas tienen una pinta estupenda!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Yo pongo el cafe!!! :) Besos

    ResponderEliminar
  6. Si que es muy sencilla la receta!! seguro que riquísima

    ResponderEliminar
  7. Hola Bárbara! Me alegra que hayas vuelto! Espero ver muchas de tus deliciosas recetas! La que está por dejar el blog soy yo... Con estos trabajos de mier... que hay ahora, no le entran ganas a una ni de sonreír...

    Mucho ánimo con tu vuelta al blog!

    http://micocinitadejuguete.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  8. Buenisimas de sabor y con poca grasa, me encanta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Berenjenas a la parmesana, ¡un clásico italiano! + Degustabox de mayo

Nuevo vídeo: alitas de pollo | #lacomidadeFriends

Rollitos de primavera con oblea de arroz