Harira, la mejor sopa marroquí

Imagen
Si hay algo que me guste en invierno son las sopas. Desde un simple caldo de verduras, pasando por el puchero y el emblanco, hasta esta maravillosa sopa que os traemos hoy. ¿Y vosotros sois de sopas?, también os reconozco que no como sopas en cualquier sitio, soy muy exquisita para eso, ¡qué le vamos a hacer! La harira es uno de los platos más internacionales de Marruecos, junto con el cous-cous y el tajine, de los que en casa también somos muy fan. Es una sopa super completa, pues lleva verduras, legumbres, carne y cereales, ¿qué más se puede pedir? ¡Si os gustan las sopas, no os podéis perder esta!, aunque también os confieso, que si buscáis la harira auténtica, ésta no lo es, esta es nuestra versión, pero que está igual de rica.

Risotto de calabacín y langostinos, ¡una delicia!

En casa nos chifla el arroz, y de todas las maneras posibles.
Mi punto fuerte son los risottos, el de mi padre las paellas y arroces caldosos, el de mi madre el frito, y en común el arroz con leche. Como véis, le damos a todos los arroces, ¡y es que es una comida completísima!


Si a vosotros tambien os gustan los arroces, no os podéis perder esta receta.


Vamos a necesitar:

  • Arroz bomba
  • Langostinos crudos
  • Calabacín
  • Cebolla
  • Vino blanco
  • Sal
  • Pimienta
  • Agua
  • Aceite
  • Parmesano

Empezaremos pelando los langostinos, y reservando la cabeza y las cascaras, pues la base de un buen arroz, es un buen caldo.
Una vez pelados los langostinos, reservamos los cuerpos en la nevera, y en una olla añadimos cabezas y cascaras, que doraremos ligeramente con un pelín de agua y cubriremos con agua. Salamos, y llevamos a hervir. Reservamos.
Por otro lado picamos en brunoise la cebolla y el calabacín, dejando un par de medias lunas de calabacín para la decoracion y reservamos este último. En una sartén con un pelín de aceite pochamos la cebolla, y añadimos el calabacín, salpimentamos, y doraremos ligeramente. Ahora echamos nuestro arroz, el cual mezclaremos bien hasta que empiece a ponerse transparente. Echamos un chorreón de vino blanco, el que más os guste, y mezclamos bien. Una vez se absorba el vino, vamos añadiendo cazos de caldo, que previamente colaremos, y vamos removiendo. No añadimos más caldo hasta que se consuma el que hemos echado. Antes de que se termine de cocer el arroz, cuando apenas le quede un cucharón mas de caldo por echar, añadimos los langostinos troceados. Habremos reservado algunos enteros para decorar. Añadimos el ultimo resto de caldo y seguimos removiendo hasta que tengamos nuestro arroz al punto.
Para decorar haremos unas mini brochetas de calabacín y langostinos, que simplemente marcaremos en la plancha. 
Coronamos con un poco de parmesano recién rallado, y ya tendremos nuestro risotto listo para comer.


¡Espero que lo disfrutéis tanto como nosotros!
¡Sed felices!

Comentarios

  1. Que delicia, en casa también nos gusta el arroz pero la verdad que a los risottos solo les he tirado un poco.
    Seguro que disfrutasteis un monton comiendolo.
    Besitos esteponeros.

    ResponderEliminar
  2. Los risottos son tan ricos y versátiles!! Tu propuesta de hoy me parece ideal ,en más de una ocasión me ha salvado la cena y nos hemos puesto las botas jejeje
    Besos y Feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el arroz , amiga .De todas las maneras .

    ¿Como estás ?, espero que todo vaya bien .Un beso muy grande .

    ResponderEliminar
  4. Me encanta el arroz , amiga .De todas las maneras .

    ¿Como estás ?, espero que todo vaya bien .Un beso muy grande .

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Berenjenas a la parmesana, ¡un clásico italiano! + Degustabox de mayo

Nuevo vídeo: alitas de pollo | #lacomidadeFriends

Croquetas de pollo, jamón y puerro