Chocolate caliente especiado | Parrandón navideño 2020

Imagen
Ya estamos por aquí otra semana más, estrenamos mes, un mes que vamos a dedicar al 100% a preparar recetas navideñas, y es que este año tan atípico, donde tantos ya no están, y donde tantos no podrán reunirse con los suyos, nos apetecía darle un toque festivo, para que así, todos, estemos un poco más felices, y es que con la barriga calentita y llena, ¿quién no sonríe? ¡No sabéis la ilusión que me hace escribiros esta receta, escribir este post!, y es que este 2020 se ha vuelto a organizar el parradón de recetas navideñas que organiza Angélica  de Bizcochos y sancochos todos los años, siendo esta ya su quinta edición.  El tema de este año es "De mi Cocina a tu Mesa" con la idea de conectarnos con nuestras familias y amigos, aunque no estemos físicamente con ellos. Cocinaremos y compartiremos estas recetas en su honor. Yo he optado por un chocolate caliente especiado, y es que no hay nada que me guste más que compartir una rica merienda con mis padres y mi hermana. Sentarnos

Sabor a mar en un plato: ¡almejas!

Desde que estoy en Huelva el pescado, el marisco y los moluscos no faltan en mi dieta, ¡y aquí os lo demuestro!


Y es que, ¿quién se puede resistir a un plato así?, y si ya lo combinamos con un poquito de pan, y un vino de naranja de la zona, ¿se puede pedir algo más?

Aunque las almejas sean ‘adoradas’ por su sabor y porque simplemente son deliciosas cuando son preparadas en salsa, se añaden a sopas de marisco o son acompañadas con espaguetis, debemos destacar y tener en cuenta la gran variedad de propiedades de las almejas.
Y ya que la receta es tan tan tan fácil, me voy a tomar la licencia de mostraros algunas de sus propiedades, ¡y es que son sanísimas!


  • Ricas en calcio: un mineral indispensable para preservar tanto la salud de los huesos, como de los dientes y del corazón.
  • Alto contenido en hierro: es un alimento ideal contra la anemia, especialmente aconsejado en mujeres con la menstruación.
  • Refuerza el sistema inmunitario: gracias a su alto contenido en zinc.
  • Bajo contenido en grasas y ricas en proteínas.

Es muy muy sencillo, y necesitamos muy pocos ingredientes:

  • Almejas
  • Ajo
  • Perejil
  • Aceite
  • Vino blanco

Para hacerlas es tan fácil como laminar unos dientes de ajos, y en una satén, con un buen chorreón de aceite, dorarlos. Mientras tanto picamos perejil bien finito y reservamos.
Cuando el ajo esté a punto, añadimos las almejas, un buen chorreón de vino blanco y tapamos. Dejamos que nos abran las almejas, y añadimos el perejil.
Servimos en una fuente, ¡y a mojar!


Comentarios

  1. Pues no sé quien se podría resistir a un plato tan rico pero te puedo asegurar que seguro que yo no :o)
    Qué bien poder disfrutar de pescado y marisco fresco, es un lujo!
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  2. Ehi già, chi può resistere di fronte a un piatto così, io no. Piacciono tanto anche a me tutti i frutti di mare e il pesce in genere ! Buon fine settimana !

    ResponderEliminar
  3. Pero bien ricas, en casa cambiamos el perejil por una hoja de laurel. Probaré tu variante. Un besote Muac.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Berenjenas a la parmesana, ¡un clásico italiano! + Degustabox de mayo

Nuevo vídeo: alitas de pollo | #lacomidadeFriends

Pipas garrapiñadas