Nuevo vídeo: ¡Nos vamos de vacaciones!

Imagen
Se acaba junio, y como no podía ser de otra manera, ¡traemos un vídeo especial!, aunque no es como los anteriores..., ¡este vídeo huele a vacaciones!, y es que este verano, muy a nuestro pesar, nos lo tenemos que tomar de descanso, descanso virtual, porque nos toca trabajar y estudiar, y como son muy poquitas las horas que nos quedan libres al día, hemos tenido que priorizar. Pero esto no es un adiós, es un: "¡hasta que acabe el verano!" En YouTube tenéis una pequeña recopilación de nuestras mejores recetas de esta temporada, ¡y esperamos que os guste mucho! Nos vemos pronto, ¡gracias por estar ahí! ¡Recordad que nos podéis seguir por las redes! ¡Sed felices!

Flan de leche condensada

A veces hay que darle al cuerpo algo de dulce, y creo que este flan es una maravillosa opción, ¿no creéis?
Yo personalmente no soy muy flanera, bueno, aclaro, no soy muy flanera si el flan sabe demasiado a huevo, pero por regla general, los flanes de leche condensada, en ese aspecto, son muy muy suaves, ¡y éste no iba a ser menos!


Si sois golosos y os gusta el dulce, ¡este postre es para vosotros!


Necesitamos:
  • 1 lata pequeña de leche condensada
  • 500ml. agua
  • 3 huevos
  • La cáscara de un limón
  • 1 ramita de canela
  • Caramelo
Elaboración:
En una olla añadimos la leche condensada, el agua, la piel del limón y la ramita de canela. Mezclamos bien y dejamos que se infusione. Por otro lado, en un bol, batimos los huevos. Con cuidado, poco a poco, y sin dejar de remover, añadimos nuestro liquido, del cual, antes, habremos quitado la canela y el limón.
Tendremos las flaneras ya preparadas con el caramelo, siempre se puede hacer casero, pero yo en esta ocasión usé el que venden ya preparado. Añadimos la mezcla del flan y reservamos.
Preparamos una fuente, apta para horno, para hornear nuestros flanes al baño maría. Para ello, llenamos el fondo de agua, introducimos las flaneras, y echamos agua hasta algo más de la mitad.
Metemos al horno y cocinamos a unos 170º durante una hora, pero ya sabéis, como cada horno es un mundo, a los 40 minutos yo os aconsejo pinchar nuestros flanes con un pincho, y así comprobaremos si está hecho, o no.
Una vez listos, sacamos, dejamos enfriar y guardamos en la nevera.

¡A disfrutar!

Comentarios

  1. qué buena pinta!!! además con lo que me gustan los dulces... ha sido leer leche condensada y decir: hmmmm...sí!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Pan esponjoso en panificadora

Croquetas de pollo, jamón y puerro

Nuevo vídeo: alitas de pollo | #lacomidadeFriends