Mejillones rellenos o tigres

Imagen
Y aquí seguimos, ¡sacando tiempo de debajo de las piedras para no perdernos ni una cita con vosotros! Hoy traemos una receta súper clásica, que a mi me transporta a mi niñez. Es un plato que me recuerda a mi abuela Carmen, y es que nunca he probado unos mejillones rellenos tan ricos como los que ella hacía. Últimamente me he dado cuenta de que tengo muchos recuerdos asociados a platos y a recetas, y me parece algo fascinante como la memoria puede recordar todo tipo de detalles, ¡hasta sabores y olores!, ¿no os parece curioso a vosotros?, ¿no os ha pasado nunca que, por ejemplo, vais paseando por la calle, y un determinado olor os transporta a algún lugar o persona?, ¿o coméis algo y volvéis a ser niños?, a mi me pasa mucho, y me entra una nostalgia que, a veces, se hace complicada, porque sabes que eso no volverá, pero bueno..., al menos, tenemos la suerte de tener esos recuerdos y sentimientos... Si navegáis por mi blog, veréis que son varias las recetas que me traen recuerdos, recuer

Nuevo vídeo: ¡salmorejo!

¿Empieza a apretar el calor o es cosa mía?, ¡no lo sé!, pero lo que vamos a preparar hoy va a entrar de lujo, y es que no hay nada mejor para el verano.
¡Qué levante la mano quien quiera un poquito de salmorejo!



Recordaros que podéis suscribiros en Youtube, y así seréis los primeros en enteraros de qué vamos a comer cada viernes.




Vamos a necesitar para hacer este rico salmorejo muy poquitos ingredientes:

  • 1kg de tomate pera
  • 1 diente de ajo grandecito
  • 1 barra de pan de ayer
  • 1 cucharada sopera rasa de sal
  • 100ml. de aceite
  • 1 chupito de vinagre

Elaboración:
Lo primero que tenemos que hacer es lavar bien los tomates, y pelarlos. Los cortamos en cuartos y los echamos en el vaso de la batidora. Añadimos el diente de ajo, pelado. También el pimiento limpio y troceado. La sal, el vinagre y el aceite. Batimos bien.
Una vez bien batido, probamos de sabor, debe quedar un poco fuerte, pues al echarle el pan reducirá el sabor.
Ahora echamos el pan, troceado, poco a poco, vamos batiendo y viendo la consistencia que tiene. Echamos pan hasta obtener la consistencia adecuada, es decir, un poco espeso. Echamos en un bol grande, tapamos y metemos en la nevera, al menos 2 o 3 horas, para que tome todos los sabores y se enfríe bien.
Un rato antes de comer, cocemos un huevo o dos, pelamos y troceamos.
A la hora de servir, ponemos en un platito el salmorejo, un poco de atún y un poco de huevo duro.
Nos sentamos a la mesa y es hora de disfrutar.

¡Gracias por estar aquí!

Comentarios

  1. Hola he visto tu video desde Bilbo,por aqui no estamos acostumbrados a esos manjares,pero cuando he ido por el sur,ya he probado algo parecido que llaman porra,creo que es lo mismo pero de todos modos tiene una pinta exquisita,gracias por tus videos.

    ResponderEliminar
  2. Yo, desde que ha empezado la primavera, estoy enviciadísima con el gazpacho y el salmorejo! Éste tiene una pinta que madre mía... Me zampaba un tazón ahora mismo!

    Tengo nueva receta: moritos de nata

    http://micocinitadejuguete.blogspot.com.es/2016/06/moritos-de-nata-magdalenas-de-nata.html

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Se ve muy apetecible este salmorejo. Yo este verano no he preparado muchos porque los tomates no se me han dado nada bien y con los comprados no me sabe igual. UN besazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Berenjenas a la parmesana, ¡un clásico italiano! + Degustabox de mayo

Nuevo vídeo: alitas de pollo | #lacomidadeFriends

Rollitos de primavera con oblea de arroz