Piquillos rellenos de bacalao

Imagen
Hay clásicos que nunca fallan, y éste es uno de ellos. Es raro encontrarte con alguien a quien no les guste, es raro el bar de toda la vida que no los ofrezca, es raro que alguien no los haya cocinado alguna vez..., pero estoy segura de que ahora, alguno de vosotros, me dirá, "pues a mi no me gustan" o "en mi casa nunca se han cocinado", pues sí, me lo creo, y quizás sea lo normal, pero lo que si que no me podéis discutir que es un gran clásico. Dejando a un lado lo normal y lo raro, si lo has probado y cocinado, ¡eres de los míos!, y si no lo has hecho nunca, ni probarlo ni cocinarlo, ¡estás tardando, así que coge papel y lápiz, o guárdate el link a nuestra receta, y al lío!

Pasta con alcachofas, ¡y tan ricas!

De todos es sabido que la alcachofa es un producto de invierno, pero en la cuenca mediterránea, en primavera, aún siguen quedando, y es que tenemos un clima tan único y maravilloso, que nos da frutas y verduras todo el año, ¡en casa estamos encantados!, y si además destacamos que estas alcachofas son ecológicas al 100%, pues qué mas se puede pedir.
¡Gracias pinche por tener ese huerto maravilloso!
Hoy las hemos preparado con pasta, pero hay miles y miles de recetas, seguramente publicaremos alguna que otra más.
Estad atentos, que más abajo os dejamos la receta.




Necesitamos:
  • Alcachofas
  • Ajo
  • Cebolla
  • Tomate
  • Aceitunas negras
  • Pasta
  • Sal
  • Pimienta
  • Orégano
  • Albahaca
  • Queso en polvo

Elaboración:
Lo primero que tenemos que hacer es limpiar las alcachofas, para ello se lavan, se quitan las hojas duras de fuera y se deja sólo el centro tierno. Dejamos también los cabos bien pelados y las vamos colocando en una vaporera con dos o tres dedos de agua. Dejamos que se cocinen hasta que estén tiernas. Se les pueden añadir limón, para evitar que se oxiden, pero a mí no me ha hecho falta, porque al hacer pocas alcachofas el proceso ha sido muy rapido.
Una vez limpias las alcachofas, ¡seguimos con la receta!. Picamos los ajos y los doramos ligeramente. Troceamos las cebollas, y a fuego lento, junto con los ajos, las vamos pochando. Por otro lado trituramos un par de tomates, y cuando tengamos nuestra cebolla lista lo añadimos. Salpimentamos, añadimos el orégano y la albahaca y dejamos cocinar, a fuego medio, y tapado, unos 20-30 minutos para que el tomate se haga bien. Mientras troceamos las alcachofas cocidas y las aceitunas. También pondremos nuestra pasta a cocer. 
Una vez listo el tomate, añadimos las alcachofas y las aceitunas. Si hiciese falta, le añadimos a la salsa, o bien un poco del agua de las alcachofas, o un poco del agua de cocer la pasta.
Ahora sólo nos queda emplatar y disfrutar de un maravilloso plato de pasta.
¡Ah sí!, espolvorear un poco de queso, y a disfrutar.

Comentarios

  1. Me gusta el título de tu blog "Comer de todo" y tu receta de hoy es una prueba de ello. Por aquí a las alcachofas las llamamos alcauciles.
    Besos Bárbara,hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2016/06/salsa-golf-o-salsa-rosainvento.html

    ResponderEliminar
  2. Es una de mis combinaciones favoritas para comer pasta, el toque de sabor y textura de la alcachofa con la pasta me chifla!
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Pan esponjoso en panificadora

Tarta de queso La Viña

Nuevo vídeo: ¡Nos vamos de vacaciones!