Piquillos rellenos de bacalao

Imagen
Hay clásicos que nunca fallan, y éste es uno de ellos. Es raro encontrarte con alguien a quien no les guste, es raro el bar de toda la vida que no los ofrezca, es raro que alguien no los haya cocinado alguna vez..., pero estoy segura de que ahora, alguno de vosotros, me dirá, "pues a mi no me gustan" o "en mi casa nunca se han cocinado", pues sí, me lo creo, y quizás sea lo normal, pero lo que si que no me podéis discutir que es un gran clásico. Dejando a un lado lo normal y lo raro, si lo has probado y cocinado, ¡eres de los míos!, y si no lo has hecho nunca, ni probarlo ni cocinarlo, ¡estás tardando, así que coge papel y lápiz, o guárdate el link a nuestra receta, y al lío!

Salmón y puerros, ¡una mezcla indescriptible!

Hoy os traigo un plato perfecto para preparar esta Nochevieja, o porque no, en Año Nuevo. Es un plato muy resultón, con una presencia que quita el hipo y que está delicioso.
En casa lo hemos preparado en el día de Navidad, y ha sido un éxito, así que no podía dejar de compartirlo con vosotros.



Vamos a necesitar:

Salmón fresco / Puerros / Leche evaporada / Harina de maíz / Aceite / Sal / Pimienta
Para la guarnición:
Arroz / Pasas / Nueces / Perejil / Aceite / Sal


Empezaremos limpiando nuestro pescado si es que lo hemos traído entero, y si ya nuestro pescadero lo hizo por nosotros pasaremos a la salsa, para ello limpiamos bien los puerros, y cortamos, reservando la parte de arriba, que esa la cortaremos en juliana fina. El puerro lo pocharemos bien en una sartén con un poco de aceite. Salpimentamos y una vez pochado añadimos la leche evaporada. Dejamos que hierva y trituramos. Probamos de sabor y rectificamos si hiciese falta. Reservamos.
Por otro lado empezaremos con la guarnición, para ello coceremos un poco de arroz en abundante agua y sal. Una vez cocido escurrimos y enfriamos para cortar la cocción. Reservamos. En una sartén con un poco de aceite añadimos pasas y nueces que previamente habremos picado ligeramente. Salteamos y añadimos el arroz. Mezclamos bien y añadimos el perejil picado. Reservamos.
Ahora seguimos con el crujiente de puerros, para ello enharinamos con la harina de maíz y salamos ligeramente, y en abundante aceite, bien caliente, freímos, medio minuto, hasta que empiece a dorar. Sacamos sobre papel absorbente.
Por último es el momento de nuestro salmón, en una plancha, con un pelín de aceite, y bien caliente, lo hacemos, al punto que más nos guste.
Para emplatar pondremos en la base nuestra salsa, encima el salmón, con la piel para abajo y encima el crujiente del puerro. La guarnición, por no llenar tanto el plato, he optado por ponerla aparte, pero eso os lo dejo a vuestra elección.


Ya veis la presencia que tiene, yo estoy deseando volver a prepararlo, porque creo que se ha metido en el Top 10 de mis platos favoritos.

¡Qué tengáis un día genial!

Comentarios

  1. El plato y la presentacion estan increibles y ademas el salmon me encanta y con los puerros creo que va genial, en dos palabras ¡ex pectacular!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el salmón y tu receta me encanta, sencilla, con una presentación elegante y encima es toda una delicia.
    Te deseo que tengas un feliz y próspero Año Nuevo 2017, para ti y los tuyos.

    ResponderEliminar
  3. Que buena receta, me la apunto! Me gusta mucho el salmón, es de mis pescados favoritos. La presentación ha quedado espectacular y seguro que está riquísimo! Bss

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Pan esponjoso en panificadora

Tarta de queso La Viña

Nuevo vídeo: ¡Nos vamos de vacaciones!