Chocolate caliente especiado | Parrandón navideño 2020

Imagen
Ya estamos por aquí otra semana más, estrenamos mes, un mes que vamos a dedicar al 100% a preparar recetas navideñas, y es que este año tan atípico, donde tantos ya no están, y donde tantos no podrán reunirse con los suyos, nos apetecía darle un toque festivo, para que así, todos, estemos un poco más felices, y es que con la barriga calentita y llena, ¿quién no sonríe? ¡No sabéis la ilusión que me hace escribiros esta receta, escribir este post!, y es que este 2020 se ha vuelto a organizar el parradón de recetas navideñas que organiza Angélica  de Bizcochos y sancochos todos los años, siendo esta ya su quinta edición.  El tema de este año es "De mi Cocina a tu Mesa" con la idea de conectarnos con nuestras familias y amigos, aunque no estemos físicamente con ellos. Cocinaremos y compartiremos estas recetas en su honor. Yo he optado por un chocolate caliente especiado, y es que no hay nada que me guste más que compartir una rica merienda con mis padres y mi hermana. Sentarnos

Naranja, ¡la fruta reina del invierno!

Sí, se que estamos en pleno invierno, que acabamos de pasar una ola de frío y que lo único que apetece son cosas calentitas, pero siendo el invierno la mejor época de la naranja no he podido resistirme a preparar este gazpacho de naranja al que le tenía tantas ganas, y como guarnición un salpicón de pulpo delicioso.


La naranja, como bien sabemos, tiene un montón de beneficios. Es rica en vitamina C, contiene muchísimos minerales y flavonoides que refuerzan el sistema inmunitario evitando los dichosos resfriados y constipados del invierno.
Se dice que el beber zumo de naranja diariamente evita los estados nerviosos, ayuda a evitar el estrés y minimiza los efectos de éste.
Tiene muchísimos más beneficios pero el descubrirlo ya lo dejo en vuestras manos.




Vamos a necesitar:
3 naranjas grandes / 1kg. tomate pera / Medio pepino / 1 pimiento verde / 1 diente de ajo / 1 cucharada sopera de sal / 100ml. aceite / 30ml. vinagre / Agua fría al gusto
Como guarnición:

La elaboración es tan sencilla como la de cualquier otro gazpacho, salvo que primero deberemos hacer el zumo de naranja. Una vez el zumo hecho, comenzamos con nuestro gazpacho.
En una batidora añadimos todos los ingredientes, a excepción del agua, y trituramos bien. Una vez todo triturado, si lo queremos muy muy fino, lo pasamos por un colador o chino. 
Probamos de sal y rectificamos si hiciese falta. También añadiremos el agua que estimemos conveniente hasta adquirir la consistencia que más nos guste. En casa lo tomamos super ligero, pues nos gustan los gazpachos bebidos en vez de con cuchara, pero eso ya es a gusto de cada uno.
Como véis es un plato muy sencillo y muy de andar en casa, pero creedme, ¡os encantará!


¡Nos vemos el viernes con un nuevo vídeo!
Hasta entonces sed muy felices y no dejéis de sonreír.




Comentarios

  1. Pues has hecho un menú perfecto. No hay nada mejor que comerse las naranjas en estas fechas, están dulces y muy jugosas.
    Nunca he probado esta gazpacho y me ha dado curiosidad ;)

    besos

    ResponderEliminar
  2. Muy curiosa y original esta receta, tomo buena nota. Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Pues a tomar vitamina C por un tubo que lo necesitamos :o)
    Qué buenas ideas!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  4. Pues a mí este gazpacho con esa guarnición me va muy bien. Apuntado queda. Un besote.

    ResponderEliminar
  5. Hola!! la encuentro muy original y tengo ganas de probarlo, tomando nota yo también de este gazpacho tan rico.
    Me quedo por tus cocina ;) encantada de estar aqui, besos!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Berenjenas a la parmesana, ¡un clásico italiano! + Degustabox de mayo

Nuevo vídeo: alitas de pollo | #lacomidadeFriends

Pipas garrapiñadas