¡Una de mis pasiones!

Hoy no os traigo ni receta para guardar, ni tips, ni consejos, hoy no.
Hoy me apetece enseñaros una de mis pasiones.
La repostería nunca ha sido uno de mis puntos fuertes, pues mi paciencia es nula, o al menos lo era, y ya sabéis que más tiempos y normas que en repostería no hay en ninguna otra rama de la cocina, pero la vida cambia, y empiezas a trastear entre harinas y azucares. Y descubres un mundo completamente nuevo: tintes, fondant, pasta para modelar..., ¡y te vuelves loca!
En un par de ocasiones ya os enseñé algunas de mis tartas, aquí y aquí, ¿os acordáis?, pero la cosa no se quedó ahí, y tras un año en Huelva, y sin tocar nada de ésto, ¡he vuelto!, y vaya como he vuelto, aunque esté feo que yo lo diga... 🙈
En noviembre una amiga me pidió una tarta para el cumple de su peque, y no lo dudé un segundo, ¡harina, azúcar y muchas cosas bonitas!, y manos a la obra que me puse.

No sé cuanto tardé en hacer la tarta, pero mucho, pero la satisfacción de ver la cara de la peque, que adora a Peppa Pig, es tremenda y merece todas las horas de trabajo que hagan falta.
Como detalle extra le hice una figurita de mi perrita, Dhana, que a ella le encanta. 

Y aquí os enseño la parte de atrás.
Fue un gustazo regalarsela, porque como ya os he dicho, esa carita no tiene precio.

Y tras la tarta de Peppa, vino otra, y con esta he querido superarme en todos los aspectos. Superar miedos y echarle cara al asunto, porque quién me iba a decir a mí que, sin preparación alguna en este terreno que es la repostería creativa, llegaría a hacer cosas así.

Me dieron la opción de hacerla como yo quisiera, y cuando mandé el boceto a la destinataria y me dio su confirmación mi imaginación echó a volar hasta dar con este resultado final.

Es una tarta hecha con mucho mimo, con muchas horas detrás también, pero es, quizás, la mejor tarta que he hecho hasta el momento.

A veces, hasta que no te pones y pruebas no sabes lo que realmente eres capaz de hacer.
Por eso hoy quiero animaros a todos a que luchéis por lo que queráis conseguir en esta vida, porque con ganas y esfuerzo a todo se llega.

¿Y vosotros qué pasiones tenéis?, ¡contádmelas!
¡Nos vemos el miércoles con una nueva receta, no os lo perdáis!

7 comentarios:

  1. Para la repostería soy bastante negada y tampoco es que tenga mucho interés en aprender, pero cuando veo estas obras de arte que hacéis con harina y azúcar como tú dices, si que me entra cierta envidia, que trato de que sea sana, para con ellas. Te felicito por ese trabajo esmerado que haces y si te gusta, adelante con él!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Has hecho unas tartas maravillosas y muy,muy creativas...Chapo para la repostera por la imaginación,la paciencia,el tiempo y el amor que le has puesto......pienso que con estos ingredientes que tu tienes el resultado no podía salirte mal y lo has demostardo
    Mi enhorabuena........por tu creación y por llenar de sonrisas la carita de un niño¡¡¡
    Muchos besitos guapa¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Me han encantado las tartas, que maravilla, y anima mucho leer que la repostería no era uno de tus fuertes, porque viendo estas maravillas que haces nadía podría imaginárselo, tienes razón, con esfuerzo día a día, casi siempre podemos lograr lo que queramos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Te han quedado super bonitas, las dos. Lo único es que a mi el fondant no me gusta demasiado, pero estéticamente son preciosas. A mi me encanta la cocina y la fotografía ;) besitos.

    ResponderEliminar
  5. Barbara que chuladas, menudo regreso a este mundillo. Si que se van muchísimas horas. Yo solo las preparo solo para mis peques pirque ver sus caras cuando se comen a Pepa o a su princesa favorita es lo mas satisfactorio del mundo.
    Ya me dirás de que es el globo de la segunda tarta.
    Un besote y que esas manitas no paren que son capaces de todo. Muac.

    ResponderEliminar
  6. Barbara no sabía que eras un pedazo artista :o) Unas tartas muy monas y imaginativas, mira que dan trabajo y más si no son para tus peques!!!
    Pero siempre tienen mucho éxito :O)
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  7. Pero que cucada de tarta, te ha quedado genial. Un besazo.

    ResponderEliminar

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Imprimir