Vasitos de "tarta de la abuela" + Degustabox de agosto

Imagen
Como cada mes, enamoradas de las cajitas de Degustabox, no podíamos faltar a nuestra cita, y por aquí estamos para enseñaros lo que nos ha llegado en la cajita de agosto, y para preparar con vosotros una nueva receta. No nos vamos a entretener mucho, porque ya sabéis que seguimos de vacaciones virtuales, pero no quería dejar de compartir con vosotros todos estos delicioso productos. ¡Vamos a por la caja!, y además os dejamos por aquí un código de descuento: N053H, por si acaso os apetece probar una cajita similar a esta. Aceitunas rellenas de anchoa de Fragata son perfectas para el aperitivo al aire libre, en la terraza o simplemente, en la mesa del salón, disfrutando de un buen momento. Son las clásicas aceitunas rellenas de anchoa, pero en formato grande, ¡justo para que nadie se quede sin ellas!  Café soluble de Nescafé es el gran clásico entre los cafés solubles, y a mi personalmente, me encanta. Es mi opción favorita para prepararme un café fresquito, un par de cucharadas, leche

Soba noodles mar y montaña

Hoy vamos a viajar hasta Asia, ¡qué me gusta perderme por allí gastronómicamente hablando!, aunque reconozco que también me gustaría perder por allí, pasearlar, viajarla y descubrirla debe ser una locura, ¿alguno habéis estado por la zona de China o Japón?
En fin, que me lío  y aquí venimos a comer...


No os esperéis una receta 100% asiática, ¿eh?, tiene toques..., pero es bastante mediterránea...

Vamos a necesitar:

Soba noodles / Pollo / Gambas / Cebolla / Zanahoria / Brócoli / Jengibre / Cúrcuma / Comino / Sal / Pimienta / Salsa de soja / Aceite de sésamo / Aceite de oliva / Agua

Empezaremos con nuestro salteado mar y montaña, para ello en una sartén con un poco de aceite doramos muy bien nuestro pollo, al cual echaremos todas las especias que os he puesto en los ingredientes (jengibre, cúrcuma, comino, sal y pimienta), sed generosos, porque no vamos a usarlas mas. Cuando el pollo esté bien doradito añadimos las verduras, y salteamos a gusto. A mi me gusta que queden un poco al dente, pero eso ya va a gusto del consumidor. Cuando las tengamos a nuestro gusto añadimos un poco de aceite de sésamo y salsa de soja, mezclamos bien y reservamos.
Por otro lado, en una olla con abundante agua y una pizca de sal, cocemos nuestros soba noodles, con un par de minutos es más que suficiente, pues luego los vamos a saltear. Escurrimos y enjuagamos muy bien. En la misma olla donde los hemos cocido los salteamos con un poco de aceite de sésamo y salsa de soja.
Mientras los salteamos, añadimos las gambas peladas a nuestro sofrito, damos un golpe fuerte de calor y con eso será más que suficiente, pues no vamos a usar unas gambas muy grandes.
Con todo preparado es el momento de emplatar.
Ponemos los soba noodles y encima nuestro mar y montaña. Se le puede añadir un poco más de salsa de soja, o un poco de jengibre fresco rallado, ¡eso ya es a vuestro gusto!


¡Espero que os haya gustado!
¡Nos vemos el viernes!

Comentarios

  1. Estos platos que van mirando a Asia nos gustan mucho en casa y las noodles son super agradecidas y admiten mil ricas variantes como tu receta de hoy!
    Fuimos en China hace casi 10 años y el choc cultural fue brutal (ver la gente escupir en todas partes incluso dentro de restaurantes qué asco) aunque algunas cosas nos dejaron admirativos!!! En cualquier caso un viaje para recordar toda la vida!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  2. Has preparado un mestizaje de plato que me encanta, soy mucho de la gastronomía asiática y reconozco que tu receta me parece una delicia, rica y sana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Uummmmmmmmmmmm como me tientas por que no puedo que si no me llevaba un plato para a cena ,te han quedado de relujo y seguro saben mejor.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Pan esponjoso en panificadora

Tarta de queso La Viña

Harira, la mejor sopa marroquí