Ensalada con frutos rojos, queso de cabra y vinagreta de frambuesa

¡Buenos días!, ¿cómo estáis?, ¿cómo van esas temperaturas?, por aquí ya estamos metidos en un verano total donde no bajamos de los 20ºC ya por la noche, así que os podéis imaginar lo que hace durante el día, así que no nos queda otra que combatir el calor lo mejor que se pueda, ¿no creéis?, y para ello nada mejor que comidas ligeras y fresquitas, ¡como la ensalada que os traigo!, aunque quiero hablaros de uno de sus ingredientes, el balsámico de frambuesa que he usado.

Si tengo que pensar en una marca de cremas balsámicas siempre es Sibari, no sé si la conocéis, pero a mí me rechifla. Sibari es una compañía 100% española, 100% innovadora y 100% dedicada al desarrollo de los aliños. Surgió con el afán de acercar a los consumidores nuevas formas de aportar sabor, color y calidad a las comidas, ¡y vaya acierto!
Sus cremas de vinagre balsámico son un referente de calidad en la categoría de aderezos, y es que en cuanto las pruebas te enamoran, porque realmente sabes lo que te están vendiendo, y es calidad.
Hoy por ejemplo he usado el balsámico de frambuesa y están realizado a base de extracto de frambuesa y vinagre balsámico de vino blanco. Fin. Interesante, ¿no?, y cuando os enseñe la pinta con la que me ha quedado la ensalada sé de sobra que vais a querer probarlos.
¿Dónde podéis comprarlos?, pues es fácil, porque en todas las grandes superficies de nuestro país están, pero si queréis saber exactamente dónde por aquí os dejo el enlace.

Y ahora sí, ¡vamos a por la receta!
Vamos a necesitar:
Hojas y brotes tiernos de lechuga / Frambuesas / Arándanos / Moras / Nueces /  Pipas de girasol / Pipas de calabaza / Pasas / Rulo de queso de cabra

Para el aliño:
Balsámico de frambuesa Sibari / Aceite de oliva Virgen Extra / Miel de romero / Sal


La elaboración de esta ensalada no tiene ninguna complicación, ¡pero queda tan vistosa!
Empezaremos limpiando las lechugas y los brotes, que dejaremos secar sobre papel absorbente para quitarle todo el exceso de agua que puedan tener. Por otro lado preparamos nuestra vinagreta, para ello en un bol añadimos todos los ingredientes y emulsionamos bien. Reservamos.
Ahora montaremos nuestra ensalada.
En un plato ponemos un fondo de nuestro balsámico, yo me he ayudado con un pincel. Ponemos una base de lechugas y brotes, a los que les añadimos los frutos secos y algunos frutos rojos, aunque éstos los dispondremos alrededor de la lechuga para dar forma y color. Añadimos un par de cucharadas de nuestra vinagreta y coronamos con dos trozos de rulo de cabra que templaremos con la ayuda de un soplete, aunque podéis caramelizarlos, sin problemas, en una sartén y después ponerlos sobre la ensalada.
Como veis queda una ensalada muy muy resultona, y sobre todo deliciosa.
Desde aquí os animo a que la probéis y a que probéis también estos fantásticos balsámicos, ¡ninguna de las dos cosas os defraudarán!

¡Sed felices!
¡Nos vemos el viernes!

2 comentarios:

  1. Me encantan las ensaladas uummmmmmmmm seguro que estaba para rexuparse los dedos , te ha quedado de relujo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  2. El toque de frutas frescas en las ensaladas es siempre un gran acierto más cuando las temperaturas suben! Y con esta Vinagreta especial, una delicia!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.