Arroz con choco y gambas

Os aseguro que la espera hasta el miércoles merecerá la pena. Ayer no pude publicar, pero no pasa nada si como recompensa os traigo este maravilloso arroz, ¡os va a encantar!


Vamos a necesitar para dos personas:
300gr. choco / 300gr. gambas sin pelar / 150gr. arroz bomba / Un cuarto de puerro / Media cebolla pequeña / Un cuarto de pimiento verde / Un diente de ajo pequeño / Un tomate pequeño / Sazonador para paellas / Agua / Sal / Pimienta / Aceite

Hacer un arroz no tiene ninguna ciencia, pero a mi parecer no es un plato nada sencillo, pues no todo el mundo consigue que salgan ricos. 
Mi truco, mi consejo, mi...¡como queráis llamarlo!, es hacerlo porque de verdad te apetece, porque quieres cocinarlo y lo vas a hacer con cariño.
Puede sonar a tópico, pero es el mejor de los ingredientes para la cocina. Y teniendo esto como norma, empezaremos elaborando nuestro propio caldo, para ello utilizaremos la cascara y cabezas de las gambas, también se pueden usar algunas verduras, aunque no es imprescindible.
En una olla, con un poco de aceite, doramos bien las cabezas y cáscaras de las gambas, una vez doradas cubrimos con agua, añadimos sal y dejamos hervir. Apartamos y reservamos.
Por otro lado picaremos todas las verduras muy finamente. También prepararemos el choco, ¡aunque a mí me lo preparan en la plaza, todo sea dicho!
Con todo preparado sólo nos queda comenzar.

En una paella, o sartén en mi caso, ponemos un poco de aceite y comenzamos a pochar todas nuestras verduras, el puerro, la cebolla, el ajo y el pimiento verde. Salpimentamos y cuando estén bien pochadas añadimos el choco. Cocinamos ligeramente y añadimos el tomate que previamente habremos troceado de manera muy pequeña, o incluso triturado. Dejamos que se haga bien y probamos de sal. Es ahora el momento de echar el sazonador para paellas, mirad bien la cantidad que nos indica el fabricante, mezclamos y añadimos el arroz. Damos unas vueltas y añadimos el caldo, del tirón todo, yo suelo echar el doble y un poquito más, pero cierto es que cada arroz es un mundo, y no todos cuecen igual, así que mi consejo es empezar con el doble de caldo que de arroz e ir añadiendo más si el arroz nos lo pide. Dejamos unos 10 minutos a fuego fuerte, y luego otros 10-12 a fuego lento. En los últimos 5 minutos añadimos las gambas y dejamos que se cocinen.
Apartamos cuando el arroz esté a punto y dejamos reposar unos minutos.

¡Espero que os haya gustado!
¡Nos vemos el viernes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.