Natillas caseras bajas en azúcares y QuéBox Cuídate

¿Quién no ha oído a fecha de hoy el término #healthylife?, seguro que si te mueves por redes sociales lo habrás visto escrito millones de veces, y es que el cuidarse y llevar una vida sana está en auge.
En el mercado existe millones de ofertas, pero realmente, ¿sabemos qué comprar?, yo he descubierto una manera chulísima de descubrir productos sin aceite de palma, bajos en azúcares y/o sin azúcares añadidos, además de productos sin gluten, sin lactosa..., y la verdad es que he quedado encantada. Y estaréis pensando: "muy bien, ¡dinos qué es!", pues es una caja sorpresa, sin suscripción, con más de 10 productos saludables.
Es la QuéBox, ¿la conocéis?, y es que a parte de la Cuídate, que es la que yo os voy a enseñar, tienen cajas para personas intolerantes al gluten y a la lactosa.
Estas cajas estás valorada en mas de 25€, pero si os interesa, por ser seguidores del blog, os dejamos un descuento increible, y vuestra cajita os saldrá a 12.90€, ¿es o no es una pasada?, tan sólo tenéis que utilizar este código: qbccdt.
¿Queréis saber lo que nos ha llegado a nosotros?, además os dejamos una receta sencilla, ¡pero deliciosa!


Hemos tenido la suerte de probar, y conocer, muchas marcas y productos, ¡por aquí os dejo sus webs!
Y ahora, tras tooooda esta parrafada, pero era necesaria, pues me parecen unas cajitas super interesantes, ¡llega nuestra deliciosa receta!, y es que lo rico no tiene que estar reñido con lo sano, y he aquí la muestra de ello, ¡unas natillas, caseras, bajas en azúcares!

(Si pincháis en la imagen os llevará directamente al blog)

Vamos a necesitar:
300ml. de leche semidesnata con calcio de DiaBalance / 35 gotitas de Sucralosa de Diet Radisson / 1 yema de huevo / 18gr. de Maizena / Galletas doradas de DiaBalance / Canela al gusto

Hacer natillas es de los postres más fáciles que podemos hacer en casa, y además son muchísimo más sanas que las que compramos, así que no os perdáis detalle.
En un cazo echamos todos los ingredientes menos la Maizena, las galletas y la canela. Mezclamos bien, y cuando todo esté bien integrado añadimos la Maizena. A fuego medio-bajo y sin dejar de remover, dejamos que nuestra mezcla empiece a espesar. Una vez haya comenzado a espesar, apagamos el fuego y retiramos.
Vertemos nuestra mezcla en los vasitos que vayamos a usar, coronamos con una galleta y un poco de canela. Dejamos enfriar y ya tenemos unas natillas deliciosas para comernos en cualquier momento.


¡Espero que os haya gustado!

Recordad que nos podéis seguir por las redes....
¡Sed felices!

1 comentario:

  1. Por fin un plato de mi tierra a la que añoro tanto,te ha quedado estupendo,muchas gracias.

    ResponderEliminar

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.