Nuevo vídeo: ¡Nos vamos de vacaciones!

Imagen
Se acaba junio, y como no podía ser de otra manera, ¡traemos un vídeo especial!, aunque no es como los anteriores..., ¡este vídeo huele a vacaciones!, y es que este verano, muy a nuestro pesar, nos lo tenemos que tomar de descanso, descanso virtual, porque nos toca trabajar y estudiar, y como son muy poquitas las horas que nos quedan libres al día, hemos tenido que priorizar. Pero esto no es un adiós, es un: "¡hasta que acabe el verano!" En YouTube tenéis una pequeña recopilación de nuestras mejores recetas de esta temporada, ¡y esperamos que os guste mucho! Nos vemos pronto, ¡gracias por estar ahí! ¡Recordad que nos podéis seguir por las redes! ¡Sed felices!

Nuevo vídeo: sopa castellana o de ajo

Recuerdo la primera vez que escuché eso de "sopa de ajo", y yo pensé: "¿quién puede comerse una sopa de ajos?". Pasaron unos años y viajé a Salamanca, y allí, en una casa de comidas la probé. Fue amor a primera cucharada.
Y es como bien dice el poema: 
Siete virtudes
tienen las sopas
quitan el hambre,
y dan sed poca.
Hacen dormir
y digerir.
Nunca enfadan
y siempre agradan.
Y crían la cara
colorada.
Y ahora con el frío he decidido rescatarla de mi recetario, y aprovecho para saciar el hambre de algún que otro seguidor que me ha pedido que preparáramos la receta.

(Si pincháis en la imagen os llevará al vídeo directamente)

Vamos a necesitar:
Caldo de puchero o agua / Ajos / Jamón serrano / Huevo / Pimentón La Chinata / Pan de ayer / Aceite / Sal

La elaboración de esta sopa es muy muy sencilla, ¡es de las sopas más fáciles que se pueden hacer!, además, como os indico en los ingredientes la puedes hacer con caldo o con agua.
Empezamos pelando y cortando en láminas los ajos, y en una olla, con un poco de aceite comenzamos a dorarlos. Una vez empiecen a dorarse añadimos el jamón serranos que habremos cortado a taquitos, sofreímos todo, añadimos el pan y removemos. Apartamos del fuego. Una vez fuera añadimos el pimentón y mezclamos todo bien hasta que se integren todos los sabores. Llevamos otra vez al fuego y sin parar de remover añadimos el caldo o el agua. Dejamos que se cocine todo junto unos minutos, hasta que casi rompa a hervir, pero sin dejar que llegue a ello. Rectificamos de sal. Apagamos y será entonces el momento de echar los huevos, uno por persona, removemos ligeramente, y dejamos que se cuajen con el calor de la sopa. Servimos y ya tenemos una sopa deliciosa para disfrutar.


¡Espero que os haya gustado glotones, nos vemos la semana que viene con más recetas ricas!
Recordad que nos podéis seguir por las redes....
¡Sed felices!

Comentarios

  1. Desconocía el poema pero anda que no dice verdades enooormes! Una sopa riquísima que siempre sorprende mucho a mis comensales franceses cuando hablo de sopa de ajo pero fíjate que siempre tengo la olla limpita jejeje
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Pan esponjoso en panificadora

Croquetas de pollo, jamón y puerro

Nuevo vídeo: alitas de pollo | #lacomidadeFriends