Pan de molde de espelta

Me encanta hacer pan, casi todos lo sabéis, y llevo una temporada que horneo bastante en casa, pero de los que mas me han gustado es el que os traigo hoy, un pan de molde con harina de espelta de Haricaman, ya sabéis que son mis harinas de confianza.
La receta la vi hará un par de meses en Los Blogs de María, un blog que sigo casi desde mis comienzos, y se lo dije, le puse en un comentario que iba a hacer su pan, y dicho y hecho.


Vamos a necesitar:

300gr.  de harina de trigo ecológica Haricaman / 300gr. de harina de espelta ecológica Haricaman / 200gr. de leche entera / 200gr. de agua / 20gr. de aceite de oliva virgen extra / 10gr. de miel / 7gr. de sal / 25gr. de levadura fresca de panadería


Como todo pan, este se puede hacer con un amasado clásico, que es como lo hemos hecho nosotros, o bien en panificadora. Si preferís esta segunda opción, en el blog donde encontré la receta, lo tenéis muy bien detallado.

Empezaremos calentando ligeramente el agua, y cuando no queme, y esté simplemente templada, diluimos la levadura fresca. Si usamos levadura seca este paso no hará falta hacerlo. Por otro lado vamos poniendo en un bol amplio los ingredientes secos*, mezclamos todo bien y seguidamente añadimos los ingredientes líquidos, incluida el agua con la levadura. Amasamos bien, primero lo haremos dentro del bol, y después, cuando esté todo integrado, volcamos en una mesa de trabajo, ligeramente enharinada y amasamos bien. Formamos una bola y metemos la masa en un bol. Dejamos que aumente su tamaño, al menos una hora.
Pasado este tiempo volvemos a sacar nuestra masa y amasamos ligeramente para expulsar el aire. Después, con la ayuda de un rodillo, aplanamos la masa, hasta conseguir una especie de base de pizza rectangular. Enrollamos y colocamos dentro de un molde rectangular. Así conseguiremos un pan muy muy bonito. Previamente habremos puesto papel vegetal a nuestro molde para evitar que se pegue. Dejamos que leve otra hora, y será entonces, con el horno precalentado, cuando horneemos. Primero estará con calor solo abajo, a 180ºC, durante media hora. Pasado este tiempo bajamos la temperatura a 160ºC y encendemos también la parte de arriba. Horneamos unos 20 minutos.
Sacamos, cuando temple ligeramente desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Si queréis que os quede un pan blandito, estilo pan de molde, cuando hayáis desmoldado el pan, y esté ligeramente templado, envolvéis el pan en un trapo limpio y dejamos que termine de enfriar así.
Os recomiendo no cortarlo hasta que esté frío completamente. 

*Será en este paso cuando añadamos la levadura seca, y siempre alejada de la sal.


¡Espero que os haya gustado!, nos vemos el viernes con un nuevo vídeo en el canal...

Recordad que nos podéis seguir por las redes....
¡Sed felices!

5 comentarios:

  1. ¡Tiene muy buena pinta! Es cierto que con este pan es amor a primera vista ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Una pinta maravillosa y super esponjoso.......me encanta el pan con harinas integrales¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  3. Qué maravilla de pan, tan sano y rico. nada como un buen pan casro , de los emjores. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Me encanta el pan casero y este lo encuentro estupendo
    besinos

    ResponderEliminar

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.