Tarta de chocolate blanco con mousse de manzana y albaricoque Pom'bel

¡Hola a todos glotones!, ya ha llegado septiembre, y con él volvemos nosotros, ¡con muchas ganas tras un "slow summer"!
Volvemos con muchas novedades y proyectos nuevos, pero eso os lo iré contando poco a poco, que aún seguimos algo resacosos tras este verano de locos que hemos tenido, y seguimos teniendo...
Pero volvemos hoy porque es lunes, ¡y porque quiero felicitar a mi madre que hoy cumple años!, y como todo cumple se merece una super tarta, que aunque este año tiene que ser virtual, por la distancia, no podía faltar...

Sólo me salen dos cosas mamá, la primera de ellas, te quiero, y la segunda, gracias, gracias por todo, por los consejos, por el cariño, por estar siempre, por ser como eres y querernos como nos quieres. Gracias por ser tu mi madre.
Hoy y siempre.
¡Feliz cumpleaños mamá!

Vamos a necesitar:
Para el bizcocho:
1 huevo / 37gr. de azúcar / 37gr. de chocolate blanco / 50gr. de harina / 12gr. de leche / 12gr. de mantequilla / 2gr. de levadura química
Para la mousse:
200gr. de compota de manzana y albaricoque Pom'bel / 130gr. de leche condensada / 167gr. de nata pata montar / 3 hojas de gelatina
Para la decoración:
Mermelada casera de albaricoque (próximamente en el blog) 


Empezaremos preparando el bizcocho, para ello separamos la clara de la yema, y batimos la clara con el azúcar hasta conseguir un merengue. Por otro lado derretimos el chocolate blanco con la mantequilla al baño maría y mezclamos bien. En otro bol mezclamos la yema, con la leche y el chocolate derretido. Añadimos poco a poco la harina y la levadura previamente tamizadas y mezclamos. Por ultimo añadimos la clara montada con movimientos envolventes. Vertemos la mezcla en un molde que habremos engrasado muy bien y horneamos a unos 175ºC durante unos 20 minutos. Antes de sacarlo del horno comprobaremos, con la ayuda de un palillo, que el bizcocho está hecho.


Ahora haremos la mousse. Empezaremos hidratando las hojas de gelatina en agua fría. Por otro lado mezclamos la compota con la leche condensada y reservamos. Ahora será el momento de preparar la nata, pero antes apartaremos unos 50gr. para poder diluir la gelatina. El resto de la nata, estando bien fría, la montaremos muy bien y reservamos.
Los 50gr. de nata que habíamos apartado lo calentamos ligeramente y ahí diluiremos la gelatina que previamente habremos escurrido. Una vez diluida vertemos la nata con la gelatina sobre la compota. 
Una vez bien mezclado añadimos la nata montada, poco a poco y con movimientos envolventes.
Vertemos sobre el bizcocho y llevamos a la nevera durante media hora. Pasada la media hora sacamos nuestra tarta y decoramos con la mermelada como más nos guste. Volvemos a meter en la nevera hasta que la tarta haya cuajado por completo. Desmoldamos y ya tenemos una super tarta para compartir con los nuestros.


¡Espero que os haya gustado glotones, y a tí también mamá!
Nos vemos pronto, muy pronto, con más recetas nuevas.

Recordad que nos podéis seguir por las redes....
¡Sed felices!

4 comentarios:

  1. Ante todo felicitar a tu madre....y a ti por poder cocinar para ella, por tenerla y disfrutarla. La tarta, espectacular, comienzas Septiembre dulcemente, buenisima receta y un magnifico paso a paso. Yo también acabo de abrir "Mi cocina" virtual y me he decidido por una receta dulce.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Una entrada preciosa. Seguro que a tu madre le ha encantado.

    La tarta tiene una pinta fabulosa ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. Todo un lujo de tarta, se ve espectacular. Muchas felicidades a tu madre que seguro que se siente muy orgullosa de tener una hija como tu. Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Una tarta deliciosa. Tiene una pinta fantástica.
    Saludos

    ResponderEliminar

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.