Vasitos de "tarta de la abuela" + Degustabox de agosto

Imagen
Como cada mes, enamoradas de las cajitas de Degustabox, no podíamos faltar a nuestra cita, y por aquí estamos para enseñaros lo que nos ha llegado en la cajita de agosto, y para preparar con vosotros una nueva receta. No nos vamos a entretener mucho, porque ya sabéis que seguimos de vacaciones virtuales, pero no quería dejar de compartir con vosotros todos estos delicioso productos. ¡Vamos a por la caja!, y además os dejamos por aquí un código de descuento: N053H, por si acaso os apetece probar una cajita similar a esta. Aceitunas rellenas de anchoa de Fragata son perfectas para el aperitivo al aire libre, en la terraza o simplemente, en la mesa del salón, disfrutando de un buen momento. Son las clásicas aceitunas rellenas de anchoa, pero en formato grande, ¡justo para que nadie se quede sin ellas!  Café soluble de Nescafé es el gran clásico entre los cafés solubles, y a mi personalmente, me encanta. Es mi opción favorita para prepararme un café fresquito, un par de cucharadas, leche

¡Nos vamos de viaje!: Bruselas (parte 2)

¡Aquí esta la segunda parte de nuestro viaje, esperamos que os guste muchísimo, tanto como a nosotros!
Si no visteis la primera parte u os apetece volver a verla, ver de nuevo los datos de interés que os dejamos..., aquí tenéis el enlace para volver a disfrutar de todo.


En este vídeo lo único que os tenemos que explicar como ir hasta el Atomium, y para ello tenéis que coger el metro hasta Heyzel que es el final de la línea 6. Nos costó 2.10€/persona. Una vez allí salís de la estación y casi casi os lo encontráis de frente. Se puede entrar, pero nosotros no lo hicimos, ¡el día no acompañaba!. Para volver haremos el mismo recorrido, pero a la inversa, buscando la parada que más nos convenga, en nuestro caso nos bajamos cerca del Parlamento Europeo, ¡era lo que nos tocaba en la ruta!
Tuvimos la suerte de ver un cambio de guardia, y dentro de lo malo del día, aunque llovía, no hizo un frío extremo.
Para comer, como habréis visto, optamos por Fritland, ¡hay que probarlo!, sus patatas y su archiconocido bocata mitraillette son míticos, así que no dudes en ir a visitarlo.
También nos quedaba por probar los famosisimos gofres de Maison Dandoy, y de verdad, ¡no os los podéis perder!
Han sido tres días fantásticos, así que como ya os dije, ¡Bélgica merece la pena!

Y ahora sí, glotones, ¡nos vemos pronto!
Recordad que nos podéis seguir por las redes....
¡Sed felices!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pan esponjoso en panificadora

Tarta de queso La Viña

Harira, la mejor sopa marroquí