III Reto culinario de Pyrex + pasta con crema de tomate y boniato para llevar

¡Buenos días glotones, y felices fiestas!, seguramente os sorprenda que hoy esté por aquí, pero hoy venimos con una entrada un poco especial, y es que estamos participando en el III Reto culinario de Pyrex, y hoy me toca proponeros una receta a mí. Hoy también participa mi rival que es nada más y nada menos que La cocina de Camilni, así que si queréis ver qué receta nos preparan ellos, ¡corred a su blog!
Gracias al reto hemos probado un nuevo recipiente de Pyrex, que a mí me ha venido genial para llevar la comida al trabajo, se trata del Cook&Heat, y es una verdadera pasada, es especial para microondas,  pues posee dos válvulas a los lados que permite salir el vapor y recalentar la comida que llevemos, pero es que además se puede meter en el horno, sin tapa, en la nevera, ¡e incluso podemos congelar en él!

En estas fechas somos muchos los que las vacaciones ni las olemos, por eso hemos pensado proponeros una receta con aires festivos, algo más elaborada, pero perfecta para llevar al trabajo, o si tienes suerte y estás de vacaciones, ¡a donde quieras!
Teníamos que usar tres ingredientes comunes: el apio, el tomate natural y el boniato, ¡y nuestra propuesta es ésta!


Vamos a necesitar:
1 ramita de apio / 4 tomates pera / 1 boniato mediano / 1 cebolla mediana / 2 dientes de ajo / Pasta de lentejas / Espinacas frescas / Mozzarella fresca / Brotes de kale / 1 vaso de caldo de verduras o agua / Sal / Aceite / Pimienta / Tomillo

Empezaremos pelando y picando en trozos generosos nuestras verduras, excepto las espinacas y los brotes. Una vez limpios y troceados los ponemos sobre una bandeja para horno, que habremos forrado con papel vegetal, añadimos aceite, sal, pimienta y tomillo, y horneamos unos 25 minutos a 200ºC.

Sacamos las verduras del horno, y trituramos muy bien.


Y seguidamente mezclamos con el agua o caldo de verduras hasta obtener una salsa.

Por otro lado en una olla con abundante agua y sal, cocemos, al dente, la pasta. Debe quedarnos durita. Escurrimos, enfriamos y reservamos.

Ahora es el momento de verter en una olla la salsa que hemos preparado, y cuando comience a hervir, bajamos el fuego y terminamos de cocer la pasta que teníamos reservada.

En una sartén con un poco de aceite salteamos las espinacas. Salpimentamos.

Y por último troceamos la mozzarella, a mi me gusta hacerlo a grosso modo, pero eso ya lo dejo a vuestro gusto.
Por último montamos nuestro plato. Empezaremos con una base de pasta con la salsa, añadimos las espinacas salteadas, los brotes de kale y la mozzarella troceada. Dejamos enfriar, y una vez en el trabajo volvemos a calentar, un minuto a máxima potencia en el microondas será suficiente, y ya tendremos un super plato sanísimo y con aires festivos para estas fechas.



¡Espero que os haya gustado, glotones!
Nos vemos la semana que viene, ¡gracias por estar ahí!

¡Recordad que nos podéis seguir por las redes!
¡Sed felices!

2 comentarios:

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.