Tarta de queso La Viña

Imagen
Si, sé que no estoy descubriendo nada nuevo, que esta tarta lleva ya mucho tiempo por la blogosfera, y por internet en general, pero aquí aún no la habíamos probado, y ahora entiendo su fama. Tan simple, tan fácil, pero tan rica. Cuando te metes la primera cucharada en la boca descubres que es perfecta, cremosa, y sabes que no podrás dejar de comerla. Ahora no sé si ha sido un acierto o un error el hacerla, porque ya se ha acabado, y quiero más.

Falafel con salsa de yogurt

Y sin darnos cuenta ya llevamos 10 días de marzo, ¡cómo vuela el tiempo!
Hoy os traigo una receta que publiqué hace muchos años en el blog, pero que en casa nos sigue encantando igual, tanto tanto que no hemos variado nada, aunque ahora lo acompañamos un poquito mejor, con una deliciosa salsa de yogurt, y unos ricos pan de pita, pero éstos lo veréis el domingo...
El falafel es una receta que proviene de Oriente Medio, aunque ya lleva muchos años entre nuestra gastronomía, y la verdad es que a mí me encanta.
Hay quien usa garbanzos ya cocidos, pero lo ideal es hacerlo con los garbanzos crudos, eso sí, puestos en remojo, tal y como os explicamos a continuación, así que si quieres preparar unos ricos falafel, ¡apunta todo y a disfrutar!


Vamos a necesitar:
Para los falafel:
400gr. de garbanzos / Media cebolla / 5 dientes de ajo / 1 ramita de perejil fresco / 1 ramita de cilantro fresco (opcional) / 1 sobre de levadura / Harina de garbanzo / Sal / Pimienta / Aceite
Para la salsa de yogurt:
1 yogur natural / 1 cucharada de aceite / 2 cucharadas de zumo de limón / 1 cucharadita de menta fresca picada / 2 dientes de ajo muy picados / 1/2 cucharadita de sal marina / Pimienta al gusto


Empezaremos dejando en remojo los garbanzos durante una noche entera. Al día siguiente los colamos y los machacaremos con cuidado en una picadora.
Picamos finamente los ajos, el perejil y el cilantro. Junto con la levadura lo añadimos todo a los garbanzos. Salpimentamos y volvemos a mezclarlo todo. Dejamos reposar la masa de faláfel durante por lo menos media hora.
Formamos las bolas con la masa, poniendo un poco de harina de garbanzo si la consistencia es muy líquida.
Freímos en una sartén con suficiente aceite para cubrirlos. Nos aseguraremos de que el aceite está bien caliente antes de ir añadiendo la masa. Daremos la vuelta a los falafel si es necesario, y los sacaremos cuando estén doraditos. Dejamos reposar en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
Para la salsa echaremos todos los ingredientes en un bol y mezclamos con ayuda de una cuchara hasta que estén bien integrados. Dejamos enfriar la salsa en la nevera durante al menos 30 minutos.
Y ya sólo nos quedará probar nuestros falafel con un poco de salsa, y a disfrutar.


¡Espero que os haya gustado!
Nos vemos pronto glotones, ¡gracias por estar ahí!

¡Recordad que nos podéis seguir por las redes!
¡Sed felices!

Comentarios

  1. ME encanta el falafel así que de este receta me gusta todo y acompaño la mar de contenta. En un tris hemos quitado el primer trimestre del año ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Bárbara!! Una receta estupenda, sin duda, de las que no falla. Yo también suelo hacer el falafel con garbanzos ya cocidos, imagino que aún estará más rico con los garbanzos puestos en remojo, mucho más naturales aunque tengamos que ponerlos la noche previa. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. En casa nos encanta el falafel, también lo hacemos con garbanzos crudos. La salsa de yogur es ideal para acompañarlos. Te han quedado perfectos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Esta receta le encantará a mi hijo que le pierde el falafel y con la salsa hace un duo perfecto 👍Besinos

    ResponderEliminar

  5. El falafel en casa regulin, no es algo que los vuelva locos, pero eso no significa que tu receta no esté bien elaborada y sea súper rica para quienes gusten de comerlo. Pintaza tiene.
    Bss

    ResponderEliminar
  6. A mi me encanta el falafel especialmente si es casero, El marido de una amiga que es libanés dice que allí los preparan con habas y no garbanzos y tengo pendiente probar su receta ;o)
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  7. Le tengo muchas ganas a los falafels, tomo muy buena nota y los hago no tardando mucho. Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Nos encanta el falafel y lo hago con bastante frecuencia, con garbanzos claro. Tu receta buenísima. Un beso

    ResponderEliminar
  9. Nunca comi falafel , pero viendo estos tuyos la verdad es que apetecen , estoy segura que saliendo de tus manos tienen que estar fantastico
    besinos

    ResponderEliminar
  10. Hola, pues bien rico todo, y metidos en ese pan de pita es todo un acerto, así no los había visto nunca. Un beso!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Berenjenas a la parmesana, ¡un clásico italiano! + Degustabox de mayo

Nuevo vídeo: alitas de pollo | #lacomidadeFriends

Rollitos de primavera con oblea de arroz