Piquillos rellenos de bacalao

Imagen
Hay clásicos que nunca fallan, y éste es uno de ellos. Es raro encontrarte con alguien a quien no les guste, es raro el bar de toda la vida que no los ofrezca, es raro que alguien no los haya cocinado alguna vez..., pero estoy segura de que ahora, alguno de vosotros, me dirá, "pues a mi no me gustan" o "en mi casa nunca se han cocinado", pues sí, me lo creo, y quizás sea lo normal, pero lo que si que no me podéis discutir que es un gran clásico. Dejando a un lado lo normal y lo raro, si lo has probado y cocinado, ¡eres de los míos!, y si no lo has hecho nunca, ni probarlo ni cocinarlo, ¡estás tardando, así que coge papel y lápiz, o guárdate el link a nuestra receta, y al lío!

Costillas con salsa barbacoa

Ya estamos aquí otra semana más, con ganas de seguir compartiendo recetas y comiendo rico.
Llevábamos mucho tiempo con ganas de hacer costillas asadas en casa, y hace poco encontramos un buen costillar, y dicho y hecho, ¡nos pusimos al lío!
Es una receta muy sencilla, así que tenéis que probarla sí o sí. Preparad papel, y ganas de chuparos los dedos, ¡porque será una de las mejores partes de la comida!


Vamos a necesitar:
1 costillar de cerdo de unos 700gr. / 30ml. de vinagre de vino / Ajo seco en trozos / Orégano / Sal / Pimienta / Aceite de oliva / Salsa barbacoa
Para acompañar:
Patata / Mantequilla / Sal / Cebollino


Empezaremos preparando el costillar, para ello, si es muy grande, lo cortamos a la mitad y lo limpiamos de todo el exceso de grasa que pueda tener.
Una vez limpio, en la misma fuente que usaremos para cocinarlo, yo uso una que tiene una rejilla, pero si no tenéis así, no hace falta, podéis dejar el costillar sobre la misma fuente, y ponemos el vinagre, el ajo en trozos, el orégano, la sal, la pimienta y el aceite de oliva y restregamos muy bien sobre el costillar, por ambos lados.
Tapamos la bandeja con papel de aluminio, y llevaremos al horno que previamente habremos precalentado. Lo cocinaremos a 220ºC durante unos 40 minutos. Pasado el tiempo apagamos el horno y dejaremos dentro, sin abrir la puerta, durante una hora más el costillar.
Pasado el tiempo sacamos el costillar, si no tenéis la bandeja que os he dicho antes, lo pasaremos a una bandeja con papel vegetal, y lo pintaremos con salsa barbacoa al gusto por ambos lados. Llevamos al horno, que volverá a estar precalentado, y cocinaremos las costillas durante unos 10 minutos a 220ºC y queden bien tostaditas.
Sacamos y ya tenemos un costillar maravilloso para disfrutar sólo, o como nosotras, acompañado de uno patata asada que hemos cocinado a la misma vez que el costillar.
Para hacer la patata es tan sencillo como, una vez bien limpita, envolverla en papel de aluminio y meter en el horno junto con las costillas. Como no hemos usado una patata muy grande, con el tiempo de las costillas ha sido más que suficiente. Una vez lista la hemos abierto, puesto un pelín de sal, una cucharada de mantequilla y un poco de cebollino, ¡y listo!
Como veis es un menú riquísimo y muy fácil, ¡así que no dudéis en probarlo!


¡Espero que os haya gustado!
 Nos vemos pronto glotones, ¡gracias por estar ahí!
¡Recordad que nos podéis seguir por las redes!
¡Sed felices!

Comentarios

  1. Por dios que ricas, te han quedado de lujo, seguro que se desprenden del hueso solo con mirarlas y estarán jugosas y en su punto, con el hambre que hace a esta hora les haría un buen homenaje jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  2. El menú me encanta, aunque no preparo el costillar mucho, sí que nos gusta y acompañarlo de patata asada aún más. Lo has cocinado muy rico.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Que ricas te quedaron , se ven estupendas y apetitosas
    besinos

    ResponderEliminar
  4. Hola Bárbara! Y qué razón tienes, está receta está para chuparse los dedos. La pinta ya lo dice todo. Tiene un colorcito que lo dice todo y seguro que huele que alimenta. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. No me extraña nada que os chuparais los dedos, no es para menos con lo rico que se ve este costillar y muy bien acompañado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Bárbara! Te ha quedado muy bueno este costillar, muy doradito. Este fin de semana esta será nuestra comida de domingo, ya mi esposo trajo un costillar que cocinará él, le daré el dato de agregar vinagre de vino, la papa asada me parece un buen acompñante también, qué rico todo. Besos!

    ResponderEliminar
  7. Que buenas estas costillas! Llega el rico olor hasta aquí! Me encantan.besos

    ResponderEliminar
  8. Bárbara en casa cada vez comemos menos carne, pero ante un costillar como este, no hay quien se resista.¡Riquísimo!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola Bárbara, como ves te devuelvo tu amable visita. No conocía tu blog y he de decirte que lo encuentro genial. Estas costillas están imponentes, para chuparse los dedos , siempre que las hago en casa les encantan. Tienen una pintaza!!!!!! Ese calorcito lo dice todo. 😘

    ResponderEliminar
  10. ufff ya estoy pensando en las costillas muero por un plato y una patatita ñam
    besitoss

    ResponderEliminar
  11. Para chuparse los dedos y el bigote :o) Una idea estupenda para una comida de fin de semana. sin prisas para poder disfrutar de cada bocado.
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  12. Unas costillas que están diciendo........coememe¡¡¡¡
    Feliz fin de semana
    besitos¡¡

    ResponderEliminar
  13. Pasaos por casa de mi hijo porque le encanta tal cual, con la salsa barbacoa. Para disfrutar.
    Besos y buen puente.

    ResponderEliminar
  14. Hola, qué maravilla, desde luego que es para disfrutar con los ojos cerrados. Menudo color que tiene, se ven súper buenas. Me gustan muchísimo, que tengas una buena semana. Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Pan esponjoso en panificadora

Tarta de queso La Viña

Nuevo vídeo: ¡Nos vamos de vacaciones!