Nuevo vídeo: Mousse de chocolate y anacardos

Imagen
A veces nos apetece darnos un capricho, y la mousse que os traemos hoy es perfecta, porque a parte de riquísima, es muy sana. Pero es que no es sólo eso, es que además es muy fácil de hacer, así que no pierdas detalle y sorprende a los tuyos con este postre. (Si pinchas sobre la imagen te llevará al vídeo)

Cóctel de gambas | #recetasnavideñas

Si hay una receta que me lleva de un sopetón a la navidad y a mi infancia es ésta. No había Nochebuena que no hubiese un cóctel de gambas en la mesa, ¡y a mi me encantaba!
Recuerdo llegar a casa de mis abuelos, ya listos para la cena, e irme corriendo a la cocina para preparar la salsa rosa, ¡era la especialista!. Hoy en día lo recuerdo con mucho cariño, también nostalgia, y este año he querido prepararlo para vosotros. 
Es una receta muy sencilla, además lo hemos hecho en tamaño mini para así poder poner muchas más cositas en la mesa, y la verdad es que es un bocado clásico y sencillo, pero maravilloso.
¡Vamos a por la receta!


Vamos a necesitar:
Lechuga iceberg / Gambas cocidas / Salsa rosa / Algo para decorar
Para la salsa rosa:
Mayonesa / Kétchup / Zumo de naranja / Salsa Perrins / Brandy / Tabasco (opcional)


Si partimos de que ya tenemos las gambas cocidas, esta receta se hace muy muy rápida, pero por si acaso el que me lee no sabe cocer gambas, ¡os voy a decir como las hago yo!
Ponemos en una olla abundante agua con sal, debe estar saladita, imitando al mar, y una vez comience a hervir añadimos las gambas, dependerá el tiempo del tamaño de éstas, por lo tanto, cuando comiencen a flotar y estén rosáceas-naranjitas, es decir, cambien de color, ¡están listas!
Debemos tener preparado un bol con agua helada y hielo, también con un poco de sal, para echar las gambas allí una vez cocidas y cortar así la cocción.
Frías las gambas las pelamos y reservamos.
Y ahora sí, empezaremos con la salsa, que es tan sencillo como mezclar todos los ingredientes y listo. A mi me gusta con un poco de Tabasco, pero eso es opcional.
Por otro lado cortaremos la lechuga iceberg en juliana muy fina y reservamos.
Y ya solo nos quedará tener algo para decorar. En este caso nosotras hemos puesto un trocito de tomate cherry, pero unas huevas de salmón le van que ni pintado.
Para montar nuestro cóctel mezclamos la lechuga y algunas gambitas que habremos picado, y ponemos en el fondo de nuestro bol o vasito. Encima ponemos la salsa rosa y coronando ponemos unas gambas. Decoramos al gusto y ya tenemos un plato bien sencillo pero buenísimo.

¡Espero que os haya gustado!
Nos vemos pronto, ¡gracias por estar ahí!
¡Y recordad que nos podéis seguir por las redes!
¡Sed felices!

Comentarios

  1. Una receta de tradición.
    En mi casa no se ha puesto nunca pero si mi hermana.
    Este entrante siempre gusta y entra muy bien.

    Besos ♥

    ResponderEliminar
  2. Nosotros no hemos tenido costumbre de poner este coctel, pero sí que me gusta por lo fresco y lo rápido que se hace, siempre y cuando tengamos los componentes preparados. Queda muy vistoso en los vasitos o en copas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. En mi casa se hizo alguna vez, cuando yo era muy pequeña, pero no se ha vuelto a repetir y creo que merece la pena. Metes ensalada en el menú y una salsa muy rica. Yo también pondría el tabasco, me gusta el toque picante.
    Me he reído mucho porque mi marido la hace mezclando mayonesa y ketchup, muy liviano y práctico él, sí señor ja ja ja
    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Te acababa de mandar el comentario y se ha ido la luz, por lo que no se si este te va a llegar por duplicado. Te decía que en casa de mis padres se solía hacer y yo en mi casa también lo hago de vez en cuando, el último día en los reyes pasados. Nos encanta es fresco y delicioso. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Bárbara!! Pues en mi casa se hacía y se sigue haciendo. Es mi hermana mayor la encargada de hacerla, es el primer plato del día de Navidad,l. Primero los canapés pequeños y de bocado que hago yo, luego el cóctel de mi hermana mayor y después el asado principal de mi hermana pequeña. Por último mi postre. Así son todos los días de Navidad, pues ese día no cambiamos el menú. Mi hermana no le pone los cherry y sí piña y surimi. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Un clásico de estas fiestas o de cualquier celebración, aunque haya quien piense que está anticuado a mi me sigue encantando.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón, es una receta de las de toda la vida, a mi también me hace sentirme nostálgico pues en casa de mis padres no faltaba nunca en estas fiestas.
    Saludos y Felices Fiestas

    ResponderEliminar
  8. A mi me gusta muchísmo,en general estas ensaladas me parecen perfectas para compartir en familia y quedas como una reinona
    bess

    ResponderEliminar
  9. Hola, pues querida amiga, a mí me trae los mismos recuerdos, no había Navidad sin él, incluso lo iba a elegir como receta para el parrandón pero al final me incliné por otra. Gracias por recordar tan bonitos momentos y por esta receta deliciosa. Un beso y feliz navidad!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Nuevo vídeo: ¡Nos vamos de vacaciones!

Salsa de queso y cebolla para nachos + Degustabox de julio

Ensalada de brócoli y boquerones en vinagre