Nuevo vídeo: Helado de Kinder Bueno

Os tengo abandonados, lo sé. No hago más que subir recetas y no me paso por vuestras cocinas, pero es que el verano, ese que en teoria aún no ha llegado, ya me tiene loca. No doy para más, pero prometo ponerme al día con vosotros en breve.
Para compensaros hoy os traigo una receta deliciosa, y es que si hay algo que me gusta en esta vida son los helados. Sea la época que sea, pero si encima me los das en plena ola de calor, ¡qué mejor!
También es verdad que hacerlos a casi 40ºC es misión dificil, tanto que se van derritiendo por el camino, pero bueno, no hay mal que por bien no venga si después tenemos maravillas como las que os traemos hoy.

(Si pinchas sobre la foto, te llevará al vídeo)

Vamos a necesitar:
200ml. de nata para montar / 200ml. de leche / 150gr. de crema de leche y avellanas / Chocolate con leche de cobertura / Almendra crocanti / Palitos de madera


Lo primero que tenemos que hacer es congelar nuestra heladera, al menos, 24 horas antes. Una vez preparada, nos ponemos con la mezcla. En un bol añadimos la leche, la nata y la crema de leche y avellanas. Mezclamos muy bien, probamos de sabor, rectificamos si queremos añadir más crema de leche y avellanas, volvemos a mezclar y reservamos.
Vertemos la crema en una jarrita, y con la heladera en movimiento, vamos vertiendo la mezcla. Dejamos que se manteque unos 30 minutos, y ahora será el momento de verter nuestro helado en nuestro molde favorito. Los rellenamos, clavamos unos palitos de madera y llevamos al congelador. Os recomiendo que con el calor que está haciendo lo tengáis al menos 24 horas para que no os pase como a nosotras, que con las ansias de probarlo, se nos descongelaban al añadir la cobertura.
Pasada las 24 horas, derretimos el chocolate, añadimos la almendra crocanti y bañamos nuestros helados. Volvemos a guardar en el congelador, al menos un par de horas, y ya tendremos unos helados de Kinder Bueno maravillosos.


¡Espero que os haya gustado!
Nos vemos pronto, ¡gracias por estar ahí!
¡Y recordad que nos podéis seguir por las redes!
¡Sed felices!

Comentarios

  1. Tienen una pinta buenísima estos helados y prepararlos con más de 40º ya es un reto en si jajaja Ni la sorbetera quiso ponerse en marcha el sábado jajaja
    Es lo que tiene el mes de junio, que nos trae locos y me da que con los 2 últimos años se nos había olvidado un poco...
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Bárbara!! Esto tiene que ser pecado y no me digas que no. Bueno tiene que estar un rato, al igual que pecaminoso. Bueno, primero es que no sé si a mí me quedaría crema de kinder bueno para hacer, pues me la comería a cucharadas directamente y si queda algo, pues entonces podría hacer estos helados. Y en versión helado no que aguantarían ni un asalto, no se me derretiría antes de tiempo, me los comería en dos bocados.
    Yo voy igual con el tiempo, he ido loca, menos mal que ya se ha acabado el curso y ahora tengo más tiempo. Tenía unas ganas tremenda, ahora me apetece hacer muchas cosas, aunque también tengo que hacer una limpieza profunda de la casa y eso me da mucha pereza, pero bueno, poco a poco y sin agobios, que para eso ya estoy de vacaciones. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días, qué maravilla, poder tomarte un heladito fresco cualquier hora del día. Se ven buenísimos, de lo más apetecibles. Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares