Piquillos rellenos de bacalao

Imagen
Hay clásicos que nunca fallan, y éste es uno de ellos. Es raro encontrarte con alguien a quien no les guste, es raro el bar de toda la vida que no los ofrezca, es raro que alguien no los haya cocinado alguna vez..., pero estoy segura de que ahora, alguno de vosotros, me dirá, "pues a mi no me gustan" o "en mi casa nunca se han cocinado", pues sí, me lo creo, y quizás sea lo normal, pero lo que si que no me podéis discutir que es un gran clásico. Dejando a un lado lo normal y lo raro, si lo has probado y cocinado, ¡eres de los míos!, y si no lo has hecho nunca, ni probarlo ni cocinarlo, ¡estás tardando, así que coge papel y lápiz, o guárdate el link a nuestra receta, y al lío!

Coleslaw a mi manera

Una ensalada diferente que llenará de sabor y alegría vuestras mesas. Una ensalada de col, a mi manera, ligera, fresca y sabrosa, ¡eso es lo que os traemos hoy!
Esta ensalada tiene su origen probablemente en los periodos del imperio romano. No obstante el moderno coleslaw nace en el siglo XVIII tomando como origen una palabra en holandés "koolsla", una abreviación de la frase "kool salade" que viene a significar "ensalada de col". En Inglaterra durante los años 1860 se usaba la denominación cold slaw cuando se hablaba de este plato. El plato se introdujo en EE.UU. y hoy en día se denomina en el sur "coleslaw" abreviadamente como "slaw" y de esta forma existen otras ensaladas que se denominan igual con la terminación "slaw". De esta forma existen también el broccoli slaw (brócoli) o carrot slaw (zanahoria).


Es muy sencilla de hacer, y muy muy resultona, así que ya sabéis, ¡a prepararla!

Necesitamos:
1/2 col lombarda
2 zanahorias
1 manzana
1 yogurt natural
1 cucharada de mostaza
1 cucharada de mayonesa
1 cucharada de vinagre
Sal 
Pimienta

Elaboración:
Empezaremos picando todos nuestros ingredientes en juliana, es muy importante que se le de este tipo de corte, pues así todo se mezclará mejor y será más fácil de comer.
Con todo picado, reservamos y nos ponemos manos a la obra con la salsa, para ello es tan sencillo como en un cuenco mezclar bien todos los ingredientes: yogurt, mostaza, mayonesa, vinagre, sal y pimienta. Si hiciese falta se puede aligerar la salsa con un poco de agua.
Vertemos sobre nuestras verduras, mezclamos bien y dejamos reposar, al menos cuatro horas, para que la verdura y la salsa se mezclen y todo tome un sabor más intenso.

¡A disfrutar!

Comentarios

  1. No había ni oído hablar de ella, pero tu nos has echo un máster, jajaja
    La verdad que tiene muy buena pinta y aquí en casa gastamos col, así que la probaremos.
    Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  2. ME gusta mucho tu versión del coleslaw, más ligera que la clásica con media tonelada de mayonesa. Me la copio que estas ensaladitas siempre apetecen.
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Pan esponjoso en panificadora

Tarta de queso La Viña

Nuevo vídeo: ¡Nos vamos de vacaciones!