Nuevo vídeo: ¡Nos vamos de vacaciones!

Imagen
Se acaba junio, y como no podía ser de otra manera, ¡traemos un vídeo especial!, aunque no es como los anteriores..., ¡este vídeo huele a vacaciones!, y es que este verano, muy a nuestro pesar, nos lo tenemos que tomar de descanso, descanso virtual, porque nos toca trabajar y estudiar, y como son muy poquitas las horas que nos quedan libres al día, hemos tenido que priorizar. Pero esto no es un adiós, es un: "¡hasta que acabe el verano!" En YouTube tenéis una pequeña recopilación de nuestras mejores recetas de esta temporada, ¡y esperamos que os guste mucho! Nos vemos pronto, ¡gracias por estar ahí! ¡Recordad que nos podéis seguir por las redes! ¡Sed felices!

¡Nueva receta!: patatas gratinadas

Tengo alguna que otra receta fresquita pendiente, pero creo que ahora nos apetecen poco o nada las ensaladas y sopas frías, ¿verdad?, por eso he optado por este plato, sencillo, calentito y delicioso.
Y es que, ¿a quién no le gusta unas ricas patatas?, a mi me gustan de todas las maneras, fritas, asadas, cocidas...¡hasta crudas me las como! 🙈, si podéis pensar que soy rara, porque lo reconozco, lo soy.
En fin, volviendo a lo que nos concierne, y no a lo que como o dejo de comer, aquí os presento a mis patatas...


Podéis comerlas como plato único, como guarnición o como queráis, porque sea como sea, están deliciosas...
¡Ah!, se me olvidaba, en casa las llamamos patatas gratinadas, pero quiero que sepáis que es un receta tradicional francesa, y su nombre es gratin dauphinois.


Para cocinarlas necesitamos:
1kg. de patatas / 2 dientes de ajo / 300ml. de leche / 250ml. de nata para cocinar / Sal / Pimienta / Nuez moscada / Un poco de mantequilla para untar el molde


Y es tan sencillo como pelar las patatas, lavarlas bien y cortarlas a mano o con una mandolina en rodajas de unos 2mm. de grosor, ¡que mijilla estoy con los cortes y grosores!.
Untamos con mantequilla un molde de horno, cubrimos el fondo con una capa de patatas y repartimos por encima ajo machacado, pimienta, nuez moscada y sal. Repetimos esta operación hasta terminar con todas las patatas.
Vertemos la leche en la fuente sin que lleguen a cubrir las patatas, lo cubrimos con un papel de aluminio untado de mantequilla y lo metemos al horno precalentado a 170ºC durante unos 45-50 minutos. Probamos si las patatas están hechas pinchándolas con un tenedor. Vertemos la nata por encima de las patatas y volvemos a meter al horno hasta que la superficie esté dorada. Servimos bien caliente.

¿Sencillo, verdad?, ¡pues más rico está!
¡A disfrutar!

Comentarios

  1. jajaja a mi hija también le gustan las patatas crudas :o) Y a mi de cualquier manera mientras estén cocinadas jejeje Delicosas en gratén y super reconfortantes!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho la receta. A mí me la enseñó una francesa (allí se llama gartin dauphinois) aunque hace ya mucho que no la preparo, más que nada por la fama de "cocina francesa = muchas calorías...". Jajaja!! Pero desde luego, rico está muy, pero que muy rico... Tiene una pinta...

    Tengo nueva receta:

    http://micocinitadejuguete.blogspot.com.es/2016/11/conejo-al-chocolate.html

    Espero que te guste. Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hace unos días estaba con la idea de preparar algo así y finalmente no di el paso, pero no tardaremos en probarlas. Por cierto hoy eres el blog amigo del día en mi grupo de facebook:https://www.facebook.com/cocinaparapobres/

    ResponderEliminar
  4. hace mucho que no las hago y mira que están ricas ¡¡¡¡ te han quedado de lujo ¡¡¡ un besote

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Pan esponjoso en panificadora

Croquetas de pollo, jamón y puerro

Nuevo vídeo: alitas de pollo | #lacomidadeFriends