Chocolate caliente especiado | Parrandón navideño 2020

Imagen
Ya estamos por aquí otra semana más, estrenamos mes, un mes que vamos a dedicar al 100% a preparar recetas navideñas, y es que este año tan atípico, donde tantos ya no están, y donde tantos no podrán reunirse con los suyos, nos apetecía darle un toque festivo, para que así, todos, estemos un poco más felices, y es que con la barriga calentita y llena, ¿quién no sonríe? ¡No sabéis la ilusión que me hace escribiros esta receta, escribir este post!, y es que este 2020 se ha vuelto a organizar el parradón de recetas navideñas que organiza Angélica  de Bizcochos y sancochos todos los años, siendo esta ya su quinta edición.  El tema de este año es "De mi Cocina a tu Mesa" con la idea de conectarnos con nuestras familias y amigos, aunque no estemos físicamente con ellos. Cocinaremos y compartiremos estas recetas en su honor. Yo he optado por un chocolate caliente especiado, y es que no hay nada que me guste más que compartir una rica merienda con mis padres y mi hermana. Sentarnos

Palmeritas de Philadelphia

Cuando dije que marzo venía loco no me equivocaba, y es que no salgo de una cuando me meto en otra.
¿Que qué me pasa ahora?, la tarjeta de mi Nikon ha muerto junto con las fotos de la receta que tendría que haber publicado hoy, pero bueno..., no hay mal que por bien no venga, y aunque estas fotos sean un horror (prometo adecentarlas), os traigo una receta que tenia guardada en "pendientes de publicar", ¡y que está deliciosa!


Vamos a necesitar:
250gr. harina de repostería / 200gr. queso Philadelphia /
100gr. mantequilla a temperatura ambiente / 1 cucharadita de sal / Azúcar al gusto

Empezamos tamizando la harina con la sal y la colocamos en la mesa de trabajo en forma de volcán. Colocamos en el centro el queso y la mantequilla y unimos con las manos hasta formar una masa. Envolvemos en papel film y llevamos a la nevera durante tres horas. Pasado el tiempo, espolvoreamos la mesa con azúcar y estiramos la masa en forma de rectángulo, enrollamos desde ambos lados hacia el centro y cortamos porciones de un centímetro de grosor aproximadamente. Metemos en el horno precalentado a 200ºC hasta que estén doradas. Sacamos y dejamos enfriar sobre unas rejillas.



Como veis quedan con una textura magnífica, y son muy suaves.
¡Estoy segura de que os van a gustar!

Nos vemos el viernes si las tecnologías me dejan...
¡Sed felices!

Comentarios

  1. Seguro que están muy ricas con el queso philadelphia. TE han quedado muy bien. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Menudas se ven de ricas, que vicio por favor, esto tiene que ser un sin parar, no se lo que tenías para publicar, seguro que algo rico, pero eso tiene solución se repite y alaaa!!! mientras tanto disfrutamos estas palmeritas que me encantan!!!! tanto que voy a llevarme la receta para hacerlas. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  3. Las palmeritas son mi perdición y éstas han quedado espectaculares.
    A mi las fotos me parecen genial.
    Un saludo.
    KuI_NeTeS

    ResponderEliminar
  4. Nunca las hice en mi cocina....anoto tu receta. Gracias por la idea. Por cierto, las fotos están divinas.

    ResponderEliminar
  5. No te preocupes por las fotos porque estas palmeritas me piden a gritos que las pruebe!!!Yo también tengo una racha fatal con los trastos: la batería del ordenador, la secadora, el lavavajillas. todo la semana pasada entre el martes y el jueves. Y el domingo me confio y mientras planchaba un ruido estrepitoso y adiós plancha :o( A ver si esta semana se calman las cosas!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Berenjenas a la parmesana, ¡un clásico italiano! + Degustabox de mayo

Nuevo vídeo: alitas de pollo | #lacomidadeFriends

Pipas garrapiñadas