Pollo al chilindrón, ¡un clásico delicioso!

Y después de la super receta de la semana pasada, ¡esta no nos quedamos cortos, y traemos un super clásico de la cocina española!
Es un plato de carne de pollo que queda super jugoso y sabroso, y con un buen trozo de pan y unas patatas fritas hará las delicias de todos.


Vamos a necesitar:
1 pollo troceado / 1 pimiento rojo grande / 1 pimiento verde grande / 1 cebolla grande / 2 dientes de ajo / 4 tomates maduros / 250ml. de vino blanco / 100gr. de jamón serrano / Aceite de oliva / Sal

Empezaremos con el pollo, podemos limpiarlo y trocearlo en casa o pedírselo a nuestro carnicero, ¡yo opto por la segunda opción!, y con el limpio, en una sartén grande y con un buen chorreón de aceite doramos bien el pollo. Una vez dorado lo retiramos de la sartén y lo reservamos.
Pelamos y cortamos la cebolla en juliana y picamos los ajos. En la sartén ponemos a pochar la cebolla y el ajo a fuego medio, con cuidado no se queme el ajo.
Lavamos y cortamos en tiras los pimientos y añadimos a la cacerola cuando la cebolla adquiera un tono dorado. Lo dejamos pochar todo junto.

Pelamos y cortamos en tacos los tomates.
Cuando los pimientos estén casi pochados, añadimos el jamón previamente troceado. Lo rehogamos un par de minutos y a continuación añadimos el tomate.
Dejamos que se cocinen todos los ingredientes juntos durante 6 o 7 minutos a fuego medio – bajo. Removemos para que no se agarren al fondo.
Incorporamos el pollo y vertemos el vino blanco. Agitamos la cazuela para que encaje bien el pollo y se reparta la salsa. Dejamos que se cocine todo a fuego medio-bajo unos 7 u 8 minutos.
Un truquillo que yo utilizo a veces es añadir una ramita de romero o tomillo al guiso. Ese toque le da un punto de pollo de campo que me encanta.
Si fuera necesario añadiríamos un poco de agua para que no se quede muy seco el guiso.
Cuando la salsa haya reducido (sin quedar seco) rectificamos de sal si es necesario.
Retiramos el pollo del fuego, emplatamos y servimos caliente.

¡Espero que os haya gustado!

Recordad que nos podéis seguir por las redes....
¡Sed felices!

2 comentarios:

  1. Por algo será que los clásicos son clásicos!
    Te ha quedado un pollo de 10, de los que te traen una lagrimita de alegría!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  2. ¡¡ Clásico y delicioso !! Lo has bordado literalmente, se ve espectacular. Tiempo que no lo hago. Gracias por recordarme ésta rica y tradicional receta.
    Besos desde "Mi Cocina"

    ResponderEliminar

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.