Ensalada de otoño con vinagreta de chile freso

Y aquí estamos otro martes más con una receta simple, deliciosa y de temporada que seguro que os va gustar.
¿Hablamos un poco de sus dos ingredientes principales?
  • El boniato o batata es un tubérculo originario de América tropical, donde es uno de los alimentos básicos de la dieta. Los historiadores aseguran que llegó a España gracias a Cristóbal Colón, incluso antes que el maíz o la patata, y se difundió de forma rápida por toda Europa. Tiene un aspecto muy similar a la patata, con una piel más gruesa y una forma más alargada. El color de su piel varía entre amarillo, rojo, violeta y morado. En cambio, la carne es de color blanco con un toque anaranjado. Entre octubre y marzo es la mejor época para consumirlo.
  • La calabaza cacahuete o de invierno es una variedad más dulce, con menor contenido de agua y piel más gruesa. Su pulpa es mucho más dulce y cremosa, lo que la hace perfecta para hacer cremas y dulces. Se conserva durante más tiempo que la de verano gracias al grosor de su piel. Entre octubre y noviembre es su mejor época.
¿Os apetece saber cómo la vamos a preparar?, ¡pues estad atentos!
Vamos a necesitar:
Canónigos / Batata / Calabaza cacahuete / Queso manchego curado / Nueces / Vinagreta de chile rojo / Aceite / Sal / Pimienta

La elaboración es muy sencilla, se requiere un poco de tiempo, pero no es nada complicada como ya veréis.
Empezaremos pelando y cortando en cuadraditos la batata y la calabaza, el tamaño irá a vuestro gusto, a mi me gusta hacerlos de bocado. En una fuente añadimos los cuadradito de calabaza y boniato y salpimentamos. Añadimos un poco de aceite, mezclamos bien y vertemos en la bandeja del horno, que previamente habremos forrado con papel vegetal. Metemos en el horno y horneamos a 170ºC durante unos 40 minutos, aunque como siempre os digo, cada horno es un mundo, así que os aconsejo probar las verduras antes.
Una vez horneadas, sacamos y dejamos templar.
Mientras se han estado horneando, preparamos la vinagreta, que aquí os dejo el enlace para que veáis como se hace.
Con las verduras y la vinagreta hechas, ¡solo nos queda montar la ensalada!
Ponemos los canónigos, unas nueces troceadas, las verduras horneadas y unas lascas de parmesano. Añadimos la vinagreta al gusto, y ya tenemos una ensalada súper rica y muy de temporada.

¡Espero que os haya gustado!

Recordad que nos podéis seguir por las redes....
¡Sed felices!

3 comentarios:

  1. Entra por los ojos, qué colorido! Tiene que estar deliciosa con la vinagreta. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
  2. Que rica y como apetece en esta época, utilizar calabaza en la ensalada me ha parecido una idea estupenda, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  3. esta vinagreta no me la pierdo, me encanta el chile.La ensalada que has hecho tiene un colorido precioso.
    Un abrazo
    Rosa

    ResponderEliminar

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.