Vasitos de "tarta de la abuela" + Degustabox de agosto

Imagen
Como cada mes, enamoradas de las cajitas de Degustabox, no podíamos faltar a nuestra cita, y por aquí estamos para enseñaros lo que nos ha llegado en la cajita de agosto, y para preparar con vosotros una nueva receta. No nos vamos a entretener mucho, porque ya sabéis que seguimos de vacaciones virtuales, pero no quería dejar de compartir con vosotros todos estos delicioso productos. ¡Vamos a por la caja!, y además os dejamos por aquí un código de descuento: N053H, por si acaso os apetece probar una cajita similar a esta. Aceitunas rellenas de anchoa de Fragata son perfectas para el aperitivo al aire libre, en la terraza o simplemente, en la mesa del salón, disfrutando de un buen momento. Son las clásicas aceitunas rellenas de anchoa, pero en formato grande, ¡justo para que nadie se quede sin ellas!  Café soluble de Nescafé es el gran clásico entre los cafés solubles, y a mi personalmente, me encanta. Es mi opción favorita para prepararme un café fresquito, un par de cucharadas, leche

Nuevo vídeo: corazón de red velvet y cheesecake | El mejor poste de San Valentín

¡Feliz San Valentín amigos!, hoy 14 de febrero no podía ser de otra manera y os traemos una tarta super super amorosa, y muy fácil, aunque con varios pasos, de hacer.
Si aun no has preparado nada, y tienes los ingredientes en casa, ¡ponte manos a la obra, pues vas a sorprender a los tuyos con una merienda deliciosa!
No hay mejor combinación que una red velvet y una cheesecake, el gusto de ambas juntas es una locura, y si encima la  acompañas con un poco de nata y frutos rojos..., ¡como para no enamorar!
Pero no quiero enrollarme mucho mas, así que vámonos a ver la receta...

(Si pinchas sobre la imagen te llevará al vídeo)

Vamos a necesitar:
Para la red velvet:
400gr. harina de repostería / 350gr. azúcar blanco / 25gr. cacao / 1 cucharadita de sal / Media cucharadita de levadura / 3 huevos / 240ml. aceite de oliva / 5 cucharadas de leche entera / 2 cucharaditas de vinagre de manzana / Colorante rojo
Para la cheesecake:
455gr. queso de untar / 130gr. azúcar glas / 2 huevos
Para decorar:
Nata montada y frutos rojos


Empezaremos precalentando el horno a 175ºC y preparando nuestros moldes. Yo voy a usar unos de silicona, pero igualmente los unto con un poco de aceite, para evitar sustos.
Ahora empezaremos preparando la red velvet. En un bol mezclamos todo los ingredientes secos y con la ayuda de unas varillas o una pala, removeremos bien hasta integrar.
En otro bol grande, mezclaremos los líquidos, usando solamente tres de las cinco cucharadas de leche, y batiremos bien hasta homogeneizar.
Seguidamente iremos integrando los ingredientes secos a los líquidos, en tandas de 3 o 4 cucharadas, para asegurarnos que se integra bien y no quedan restos de harina.
Removeremos bien toda la masa una vez hayamos vertido todos los ingredientes secos y corregiremos el color del colorante si vemos que nos ha quedado muy clarito. Siempre es mejor poner menos e ir añadiendo, ya que si nos pasamos no se podrá corregir y el color es la clave de todo red velvet. Yo suelo usar poco colarante, pues no me gustan mucho, pero eso lo dejaremos al gusto de cada uno.
Una vez tengamos una masa integrada y densa, separaremos en un cuenco unos 180gr. aproximadamente. El resto de la masa la verteremos sobre nuestro molde, y estiramos bien para cubrirlo entero.
A la mezcla que hemos separado le vamos a añadir las 2 cucharadas de leche que nos quedaban para hacerla más líquida. Si es necesario podéis agregarle un poco más, la idea es conseguir una consistencia fluida para poderla verter por encima de la masa blanca, pero no demasiado líquida para que nos permita hacer formas.
Ahora empezamos con la cheesecake, batimos con unas varillas eléctricas todo el queso, junto con el azúcar glas hasta conseguir una textura esponjosa. Cuando consigamos esa consistencia, será el momento de agregar los huevos. Seguiremos batiendo un par de minutos más, para que esponje un poco más. De nuevo debe quedarnos una masa no muy fluida pero sí blanda, por lo que si vemos que nos ha quedado muy espeso, podemos ajustar la consistencia con cucharadas de leche.
Vertemos toda la masa blanca sobre la roja, que gracias a la diferencia de consistencias se mantendrán en dos niveles distintos y no deben mezclarse. Con la ayuda de una lengua repostera iremos extendiendo con cuidado la masa blanca sobre toda la roja, hasta cubrirla completamente.
Después verteremos la masa roja más fluida reservada sobre la masa blanca y con la ayuda de una brocheta formaremos dibujos arriba y abajo, como más os guste, pero que queden ondas bonitas.
Llevaremos la tarta al horno, durante unos 30 minutos aproximadamente o hasta que veamos que está cuajada y que si movemos la bandeja no tiembla en el centro. Al retirarla del horno, la dejaremos en la misma bandeja pero sobre una rejilla para que enfríe.
Cuando esté completamente fría desmoldamos y decoramos al gusto. Nosotras hemos optado por montar un poco de nata, y ponerle unos frutos rojos.


 ¡Espero que os haya gustado!
Nos vemos pronto glotones, ¡gracias por estar ahí!

¡Recordad que nos podéis seguir por las redes!
¡Sed felices!

Comentarios

  1. Y seguimos celebrando!!....tambien voy a poner la tarta de San Valentin!!....Felicidades y disfruta....tu tarta esta deliciosa!!!........Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  2. La tarta te ha quedado de lujo, muy apropiada para el día del amor y la amistad, y por lo que lleva, bastante rica. Podemos celebrar más de un día lo que queramos porque la red verlvet está buenísima siempre.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado precioso este cheesecake, perfecto para celebrar. Espero que pasaste un lindo día de San Valentín. Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Bárbara!! Me encanta esta mezcla. Ya están ricas las dos preparaciones por separado, imagino lo ricas que están las dos juntas. Sin duda, una receta para enamorar y disfrutar en cada bocado. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Qué maravilla, te ha quedado precioso por fuera y por dentro, me encanta. Feliz semana, un beso!

    ResponderEliminar
  6. Como al amor hay que regarlo todos los días para mantenerlo vivo, tu tarta es la ideal para cualquier día, te ha quedado de celebración y además la has elegido muy bien, rica, sabrosísima y con forma de corazón.
    Ha sido un placer visitarte.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  7. Que bueno Barbara si rico esta por separado junto es para hacerle la ola ¡ me encanta !
    besitos

    ResponderEliminar
  8. Te ha quedado una tarta con un aspecto fantástico.
    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Pan esponjoso en panificadora

Tarta de queso La Viña

Harira, la mejor sopa marroquí