Piquillos rellenos de bacalao

Imagen
Hay clásicos que nunca fallan, y éste es uno de ellos. Es raro encontrarte con alguien a quien no les guste, es raro el bar de toda la vida que no los ofrezca, es raro que alguien no los haya cocinado alguna vez..., pero estoy segura de que ahora, alguno de vosotros, me dirá, "pues a mi no me gustan" o "en mi casa nunca se han cocinado", pues sí, me lo creo, y quizás sea lo normal, pero lo que si que no me podéis discutir que es un gran clásico. Dejando a un lado lo normal y lo raro, si lo has probado y cocinado, ¡eres de los míos!, y si no lo has hecho nunca, ni probarlo ni cocinarlo, ¡estás tardando, así que coge papel y lápiz, o guárdate el link a nuestra receta, y al lío!

Patacón con pollo desmechado y guacamole

¡Ya estamos por aquí con una nueva receta, glotones! Hoy venimos con aires latinoamericanos, ¡y es que le hemos cogido gustillo a sus recetas!, ¿visteis el sancocho que publicamos no hace mucho?, si no lo habéis visto no os lo perdáis, porque además es una versión rápida que os va a gustar, ¡estoy segura!, pero bueno, hoy estamos para hablar de otro rico plato, así que no me enrollo más y vamos al lío.
Vamos a usar uno de sus productos estrella, el plátano macho, ¿lo conocéis?


Vamos a necesitar:
Plátano macho / Aceite de oliva / Sal / Pollo desmechado / Guacamole casero


La receta es muy sencilla, pero requiere de tiempo porque antes que nada tendremos que hacer nuestro pollo desmechado que para ello habrá que preparar un caldo, y luego, con el pollo del caldo preparar el pollo desmechado, ¡tienes la receta aquí!
Por otro lado prepararemos un guacamole, que aunque no es laborioso, si necesitamos que el aguacate esté en su punto. Si no sabes prepararlo te dejo mi receta por aquí.
Y una vez preparado el pollo y el guacamole, la receta es coser y cantar, pues los patacones no tienen ninguna, pero ninguna, complicación. Lo más difícil es pelar el plátano macho, que es algo duro. Os aconsejo ayudaros de un cuchillo, pues os podéis hacer daño en los dedos al tratar de despegar la piel de la fruta. Una vez pelado cortamos rodajas de un dedo de grosor, y en abundante aceite doramos. Sacamos, y con la ayuda de un cuchillo ancho, una espátula o cualquier utensilio ancho, aplastamos el plátano, dejándolo lo más fino posible. Volvemos a freír en el mismo aceite, sacamos y dejamos que, sobre papel, se absorba el exceso de aceite. Salamos y ya tendremos nuestros patacones listos.

¡Espero que os haya gustado glotones, nos vemos el viernes con un nuevo vídeo en el canal!
Recordad que nos podéis seguir por las redes....
¡Sed felices!

Comentarios

  1. Pues mira que he visto patacones en la red pero nunca he probado uno y me están entrando unas ganassss....
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  2. Pues se ve de lo mas apetecible. Un besazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.

Entradas populares de este blog

Pan esponjoso en panificadora

Tarta de queso La Viña

Nuevo vídeo: ¡Nos vamos de vacaciones!