Lumaconi con espinacas y queso con romero de La Antigua

¡Buenos días glotones!, hoy os traemos una super receta de pasta, que aunque no es tan sencilla como normalmente, tampoco tiene ninguna complicación..., ya veréis, ya...os va a encantar, ¡estoy segura!
Ya sabéis, hace cosa de par de meses os lo conté por aquí, que nos llegaron unos quesos fantásticos, de los que nos declaramos fan total, y con los que hace un tiempo ya preparamos varias recetas, ¡os las dejo por aquí!




Y esta ocasión, glotones, como hemos probado otras variedades diferente, también hemos querido usar cada una de ellas para una receta distinta, que podéis verlas aquí y aquí.
Esta vez hemos probado un queso curado de oveja con pimienta negra, y que nos ha cautivado. Un queso de oveja añejo con romero, ¡que es el que vamos a usar hoy!, y un queso de oveja añejo sin lactosa que ha sido un super descubrimiento.


Pero bueno, ya está bien, ¿no?, que hoy me he levantado charlatana y no paro..., ¡vamos a lo que nos interesa!


Vamos a necesitar:
Pasta Lumaconi / Queso con romero de La Antigua / Espinacas frescas / Cebolla / Salsa de tomate casero / Tomate seco en aceite / Harina / Leche / Sal / Pimienta / Agua


Empezaremos cociendo la pasta, siempre os digo que lo mejor es mirar las indicaciones del fabricante, así que ya sabéis, pero eso sí, ¡qué no se vaya a romper glotones!. Sacamos, enfriamos y reservamos.
Por otro lado vamos a preparar el relleno de la pasta, para ello en una sartén con aceite pochamos un poquito de cebolla y una vez pochada añadimos la espinaca fresca y cocinamos. Será ahora el momento de añadir la harina y cocinarla bien, y poco a poco ir añadiendo la leche. Salpimentamos. Buscamos una especie de bechamel ligera, pues una vez lista añadiremos bastante queso con romero rallado. Mezclamos bien y dejamos atemperar.
Cubrimos el fondo de una fuente para horno con nuestra salsa de tomate, y ahora nos ponemos a rellenar nuestra pasta. Vamos colocando la pasta en la fuente, y ahora añadimos unos daditos de queso con romero y unos trozos de tomate seco.
Metemos al horno y dejamos que el queso se funda. Sacamos con cuidado, porque quemará un montón, y ya, glotones, sólo nos queda disfrutar de este super plato y este maravilloso queso.


¡Espero que os haya gustado!
Nos vemos pronto glotones, ¡gracias por estar ahí!

¡Recordad que nos podéis seguir por las redes!
¡Sed felices!

7 comentarios:

  1. Que rico , tengo ganas de hacer esta pasta besitos

    ResponderEliminar
  2. Que buenos ! me encantan los lumaconi con espinacas y con ese queso tienen que estar de vicio
    bss

    ResponderEliminar
  3. No dudo lo mas minimo que esos lumaconi esten de muerte relenta con ese relleno , te ha quedado un plato de relujo no lo siguiente por que no puedo que si no ya estaba metiendo la mano y dando cuenta de un plato uummmmm.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  4. Los lumacomos rellenos son una maravilla
    Algo entretenidos pero oye un día es un día!
    Besos.
    Palmira

    ResponderEliminar
  5. Pues un platazo para disfrutar, tiene muy buena pinta... Un besote.

    ResponderEliminar
  6. Qué rico cocinas, delicioso todo y con lo quesera que soy hoy me voy con muy buen sabor de boca. Un beso!!!

    ResponderEliminar

Un comentario es siempre bienvenido, reconforta a la que está detrás de este trabajo.
Por eso te doy las gracias desde ya.